Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Terrorismo/Separatismo: ¿Quién lo crea, quién lo padece?

Lo que no se reconoce

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Una pregunta que resume a coyuntura, su génesis y su proyección: ¿Quién crea el terrorismo o el separatismo, para qué fin y quién lo padece?

Las respuestas pueden ser tan variadas como polémicas, pero una cosa es cierta: se equivocan los que creen que su obra terrorista o separatista atentaría exclusivamente contra el blanco y la diana que han fijado.

Contrariamente a lo que afirmaban los padres promotores del Polisario en Argelia, no se debe pronosticar el presente o el futuro de Argelia con su criatura, sus pertrechos militares, sus ideas separatistas y su manera salvaje y cruel de actuar, en el hombro

¿Quién es victimas hoy y quién lo va a ser mañana?

En Argel conocen perfectamente la respuesta. De hecho, se ha tratado infructuosamente de encontrar un desenlace. Se ha comenzado, en vano, a acariciar una solución de “ni vencedores ni vencidos” que satisfaga a todos y que salvaguarde al régimen militar argelino del descontento popular interno.

“Rehén del Polisario y de una imparable degradación de la situación en el país, Argelia no sabe sobre qué pie bailar”.

Ella lo ha creado, ella lo debe solucionar. Pero siempre hay quien le ayude.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page