CrónicasCulturaFeatured

Tetuàn: homenaje a Concha, Ana Cristina Baidal

Homenaje

El mes pasado me contactó Almudena Quintana, la bibliotecaria del Instituto Cervantes de Tetuán, para comunicarme que querían hacerle un homenaje a mi madre y que me invitaban a participar en él, junto a Mohamed Abrighach, autor de “Superando Orillas. Lectura Intercultural de la narrativa de Concha López Sarasúa”, y un experto en su obra.

Me alegró mucho la noticia, por supuesto, y me puse a preparar mi conferencia, una presentación de la obra de mi madre, con pequeñas pinceladas de cada uno de sus libros, mientras iría desvelando aspectos de su vida y lo que supusieron para ella los veinte años que vivió en este país al que tanto amó y que la marcó para siempre.

Empecé contando sus orígenes mierenses, que siempre llevó en su corazón (“Celanova 42”), y su marcha a Madrid para estudiar baile clásico español (“Cita en París”), sin saber que esa faceta suya la llevaría, años más tarde, a conocer Marruecos y a trasladarse a vivir allí.

Seguí hablando de lo que supuso para ella el contacto con la cultura marroquí (La Llamada del Almuédano”), que marcaría la mayor parte de su narrativa. Después de veinte años de vida en aquel país,  fue a su vuelta definitiva a España cuando empezó a sentir la necesidad de expresar todo aquello que había dejado atrás y se fue gestando esa futura vocación literaria (“A Vuelo de Pájaro sobre Marruecos”).

Con la llegada a las aulas españolas de niños y niñas procedentes del sur del Mediterráneo, del que tan poco se sabía, Concha estimó necesario aportar su granito de arena e intentar dar a conocer esa cultura tan cercana como desconocida. Con su trilogía infantil (“Meriem y la ruta fantástica”, “En el País de Meriem” y “Los mil y un Cuentos de Meriem”), Concha recorrió un buen número de colegios en España, en Marruecos e incluso en Argentina, en un intento por traspasar fronteras.

Mi madre siempre supo difundir su obra, gracias a una profunda convicción y un inmenso amor por Marruecos, que la llevó a convertirse, sin pretenderlo, en una embajadora cultural, empeñada sin descanso en acercar las dos orillas del Mediterráneo, como refleja Mohamed Abrighach en su libro.

Después vendrían otras obras, entre ellas una colección de relatos, “La Daga Turca y otros relatos mediterráneos”, ambientado en este mar a orillas del que estableció su residencia definitiva, al regresar de Marruecos.

Gran viajera, a mi madre los lugares que recorría le servían para ambientar la trama de sus escritos, y de esta manera, conseguía elaborar unas descripciones que muchos han coincidido en calificar de cinematográficas.

Al final, hice mención a la donación que la familia hemos hecho a la Biblioteca Islámica “Félix María Pareja”, de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, en Madrid. El material está ya catalogado por completo y a disposición de todos los que deseen acercarse a la vida y obra de Concha. Pensamos que esa es la mejor manera de seguir difundiendo su legado.

Durante el acto, intervinieron Abdelaziz Sbai, propietario de la Librairie Ágora, centro cultural de referencia en el norte de Marruecos, que destacó la modestia y la simpatía de mi madre y recordó los encuentros literarios que solían mantener cuando ella visitaba Tetuán.

A continuación, Francisco Oda Ángel, director del Instituto Cervantes de Tetuán, hizo hincapié en  que “Concha siempre tuvo presente la convivencia, la alteridad, la empatía, el dar a conocer al otro de verdad, quitando los estereotipos y dando una imagen certera de lo que es este país con una enorme riqueza cultural” y mostró su ánimo a seguir apoyando la figura de mi madre desde el Instituto que dirige.

Por último, Mohamed Abrighach se centró en los motivos por los que se interesó desde un principio en la narrativa de Concha y ofreció un análisis del conjunto de su obra.

Fue un acto muy emotivo, presidido por una foto de mi madre como fondo y, al finalizar, se proyectó una presentación de imágenes variadas sobre las actividades que mi madre llevaba a cabo, relacionadas con su obra lietraria.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page