Antes de olvidarCrónicasFeatured

Tiempo de coronavirus: -VI- Diario de un auto confinado

Día de agobio y desazón… Nos anuncian 7 infectados y poco después otros, nueve. Terminamos el día con 143 contaminaciones confirmadas. 28 en dos días.

Desde el comienzo de este auto confinamiento (lo comencé una semana antes de que lo instauraran de manera oficial en Marruecos), pasamos el día deshojado la margarita de los comunicados de Sanidad.

Hoy recibimos con cierta satisfacción la llegada del segundo avión chino con material médico que nos permitiría luchar mejor contra el “terrorista” Covid-19. Entre todos, pasamos un largo rato escrutando las posibilidades e hipótesis de su utilidad en estas difíciles circunstancias.

Entre los tres: mis dos hijas (Inés, la notaria y Jihane la Óptica-socióloga) y yo, pasamos gran parte del día “confeccionando” infomarruecos.ma. Ideas, sugerencia, opción de temas, croque del sitio, ideas… no cabe duda de que las dos hijas son objeto de una forzosa y forzada reconversión profesional.

Finalmente, después de una dilatada carrera de medio siglo descubro que en periodismo como en gastronomía las ideas no se limitan exclusivamente a los profesionales. Quiero decir que aprendo mucho y, probablemente inculco un tanto.

En otro orden de ideas, en mi familia tenemos la sensación de que esto no puede durar. “Dentro de poco festejaremos el fin de este maldito virus”, me dijo esta mañana mi esposa, sin revelar sus “fuentes” ni sus intuiciones. “Ojalá”, la respondimos en coro. No cabe duda: ninguna excepción es mejor que la normalidad.

Echamos de menos a mil cosas… a mil costumbres… a mil costumbres, pero somos firme y lucidamente consientes nuestra vida y la de todos los marroquíes, es infinitamente más importante y por tanto, prioritaria.

Continuara

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page