Antes de olvidarCrónicasFeatured

 Tiempo del coronavirus: LXXXVIII- Diario de un auto confinado

Al loro!

 Sábado 20/6/2020. La polémica sobre el enigmático rebrote de la pandemia en la comuna de Lalla Maimouna en la provincia de Kenitra, crece y se robustece. Un día más, la comuna ha registrado 156 nuevos casos de los 226 en todo el país que se suman a los 457 de ayer, según Sanidad e infinitamente más, según testigos oculares.

Tema N° 1 en las discusiones en Marruecos, el caso toma, al día siguiente de su “descubrimiento” una inquietante dimensión que podría alterar las coordenadas de la ecuación hasta ahora observada (o creída) por los marroquíes. Cuanto más tarda su esclarecimiento, menos credibilidad se va a dar a las hipótesis oficiales, sólidamente concebidos hasta ahora.

Un gigantesco paso, pues hacia atrás a causa de la falta de responsabilidad y de patriotismo de algunos y de transparencia de otros.

Ocurre todo esto cuando durante las últimas 24 horas: desde el viernes 6 p.m. hasta el sábado 5 p.m., Marruecos registró 226 casos confirmados de coronavirus, elevando el balance nacional desde el comienzo de la pandemia, a 9839 contaminaciones comprobadas.

188 nuevos casos por la mañana a las 10 y 226 por la tarde a las 18H00. Podemos decir que todo se ha quedado en un susto. Con la cifra a tres números por la mañana y los rumores procedentes de Lalla Maimouna, se esperaba un desastre. No fue así. 38 nuevos casos que desmienten nuestros temores y nuestras inquietudes, aunque no alteran las “revelaciones” oficiales ahora deslucidas.

Comienzo de fin de semana en casa. De nuevo, aunque las autoridades decretan lo contrario, tele-trabajo y el Wait and see (Esperar y ver).

En estos tiempos que corren ninguna precaución es suficiente.

¡Hágase luz!

Mis hijas no se fueron ni a Rabat (Jihane y Rime) ni a Kenitra (Inés). Su madre las ha suplicado a quedarse “hasta despejar las no pocas incógnitas que prevalecen aun en esta historia de Lalla Maymouna”.

Como diría Rime “no es razón válida: si unos inconscientes dirigidos por irresponsables no, observan el estado de urgencia sanitaria, no lo respetemos nosotros”. “A este confinamiento vamos a implicar otro nuestro”, replicaba Jihane. “ El que  o duda  no sabe cosa alguna, soltaba Inés con acento grave pero indicativo.

Continuara

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page