Antes de olvidarCrónicasFeatured

Tiempo del coronavirus -VIII- Diario de un auto confinado

Suspense!

 El mismo suspense y la misma psicosis de días anteriores. En casa, se diría, que vivimos el día pendiente, estresantes y penosos, pero, paradójicamente, esperanzados, del comunicado o la rueda de prensa de Sanidad.

El de ayer superó nuestras previsiones y nuestros votos:  Cincuenta y cinco nuevos casos de infección por el nuevo coronavirus (Covid-19) han sido confirmados en Marruecos en las últimas 24 horas, lo que eleva el número total de casos de contaminación a 225.

No sé por qué, pero en casa, tanto Jannet, mi esposa como mis 3 hijas y con ellas yo, tenemos la extraña sensación de que llegamos a la salida del túnel lo… casi. Por ello el anuncio de los 55 casos de ayer nos han decepcionado cruelmente.

 Inés (notaria) y Jihane (óptica-socióloga) están, desde hace días en lo que parece un “reposo biológico”. Sus respectivos trabajos no se adaptan al sistema “tele”.

Por su parte Rime se pasa el dio pegada al ordenador y a su teléfono móvil en su tele-trabajo.

Sobre el plano social, sin problemas. No nos falta nada, salvo un poco de movimiento: nuestras habituales caminatas deportivas y nuestras salidas de fin de semana. Por lo demás nos adaptamos de mil maravillas.

Anoche vinieron equipos del departamento de higiene de la municipalidad para desinfectar las calles y callejuelas de la residencia y por casi toda la mañana y gran parte del medio día, nos llamaban algunos vecinos amigos para preguntar si nos faltaba algo.

  • Si, respondió una de mis hijas antes de precisar: que Dios Proteja a este país.

A lo que contestó con un enigmático tono de seguridad y esperanza: “Será dentro de poco, Inchaalah”.

Continuara

Show More

Related Articles

Close
Close