Antes de olvidarCrónicasFeatured

Tiempo del coronavirus -X- Diario de un auto confinado

Todos respiramos, gracias a Dios, confianza

 

Viernes 27/3. Sin oración solemne, con Cuscús y con mucho suspense. Finalmente llegamos a las seis de la tarde:

Cincuenta y ocho nuevos casos de infección por el nuevo coronavirus (Covid-19) han sido confirmados en Marruecos en las últimas 24 horas, lo que eleva a 333 el número total de casos de contaminación, revelo en su reporte diario, Sanidad.

Hacia las 22H00 un comunicado anuciaba: El ministerio de sanidad anunció 12 nuevos casos confirmados de coronavirus, elevando la evaluación nacional a 345 contaminaciones.El ministerio también anunció 2 nuevas muertes, elevando el número de muertes por coronavirus en el Reino a 23.

Ni tanto no tan poco. Pero con un dato potencialmente inquietante. Como no lo esperaba la mayoría de los marroquíes, entre ellos mi familia, Nuestro país ha pasado al 57% de los casos locales contra el 43% de los casos importados, lo que quiere decir, por un lado, un peligroso aumento en los casos de transmisión a nivel local y la imperiosa necesidad de reforzar las medidas de precaución personales o colectivas (en el seno de familias).

Antes de ellos, como medida ya “tradicional” en casa, las hijas procedieron a una profunda esterilización de los lugares que puedan representar una sospecha o una duda.

Las discusiones entre todos (esposa, hijas y yo) nos ayudan para establecer una agenda precisa y concisa de higiene y de profilaxis. “El resto, como diría Janet, mi esposa.

Inés, Jihane y Rim creen que ninguna medida es suficiente y que no se debe escatimar esfuerzo alguno para garantizar un entorno sano y protegido. Tienen razón, toda la razón y nada más que la razón.

Rime, está mostrando, como siempre, una tremenda capacidad de adaptación y reconversión. Durante todo el día en video-conferencia. Creo que su trabajo va casi normalmente.

 Casi rutina. Pero nadie se aburre. Las niñas han ordenado jun escenario y una agenda que nos mantiene activos y distraídos durante todo el día y parte de la noche. Todos respiramos, gracias a Dios, confianza y afianzamos con el paso del tiempo nuestra esperanza de un feliz desenlace.

Adaptarse o…

Continuara

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page