Antes de olvidarCrónicasFeatured

 Tiempo del coronavirus: XXI- Diario de un auto confinado

Jueves 2/4 (ayer): día de escrutinio. A caballo de las estadísticas y los balances y entre ambos, declaraciones que aconsejan sonreír. El balance hasta ayer a las 21H00 era:

Se han registrado 17 casos nuevos en las últimas tres horas. El número de personas infectadas con el coronavirus en Marruecos se situa a las 9 p.m. del miércoles 2/4 en 708 casos

En casa, hoy entramos a la siguiente etapa de organización: prepararse a todas las eventualidades con producción local (casera). Jannet, mi esposa no nos deja sentir ninguna falta…  ninguna laguna. Las tres hijas, cada una a su manera, encuentran, pese a sus exigentes trabajos, tiempo de contribuir a la tranquilidad y apaciguamiento del curso de los acontecimientos.

De hecho, en la familia nuestra valoración de u na mejora de la situación va cobrando cuerpo para convertirse, dentro de poco, inhaalah, en una realidad.

Creo que debo reconocer que las cosas marchan mucho mejor con el cambio de “jefatura” del hogar que la traspasé a Inés (notaria) quien hace una gestión más racional de los recursos disponibles.

Por otra parte, la “liberación” de esta responsabilidad me proporciona un tiempo que me hacía falta. Esta es mi nueva agenda:

  • Despertarse a las 5 de la madrugada

  • Comienzo del trabajo hasta la llamada del almuédano para la oración del Fajr (primer rezo de los cinco del dia)

  • Oración y vuelta al ordenador hasta las 7H30.

  • Vuelta a la cama para reanudar el trabajo a las 10H00 después del almuerzo y la sesión de ejercicios médicos que hago diariamente.

Hoy asimismo se han intensificado los mensajes y correos desde España y desde Marruecos preguntándome sobre mi pobre salud y sobre la situación familiar. Creo que esto se debe a este diario… Tanto que una lectora de Algeciras me pedía ayer “hacer algo para repatriar a los marroquíes bloqueados en aquella ciudad a raíz del cierre de las fronteras”.

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page