Antes de olvidarCrónicasFeatured

 Tiempo del coronavirus: XXXIII- Diario de un auto confinado

Después de la tormenta...

 Miércoles 15/4/2020. Día de, como diría mi hija Jihane, “relatividad informativa”: Sanidad anunció 136 nuevos casos de infección por coronavirus (Covid-19) en Marruecos en las últimas 24 horas, elevando el número total de casos a 2.024.

¡Ojo! No es todo. Falta lo “esencial”: Sólo se ha registrado un fallecimiento en las últimas 24 horas, estableciéndose el número total de fallecidos a causa del Covid-19 en, hasta ayer a las seis de la tarde, 127 casos, mientras que se han registrado un total de 229 casos de recuperación hasta la hora antes indicada de ayer las (18H00), tras la recuperación de otros 12 pacientes.

¿Buena o, menos buena noticia? Los criterios de los miembros de mi familia difieren de uno a otro. Todos, eso sí, se acuerdan en que nos dirigimos hacia la salida del túnel. “El propio ministro de Sanidad, comentó Inés, anunció a los diputados de la nación que “la realización de las pruebas de detección será ampliada y diversificada para preparar el desconfinamiento”. “Más clara el agua, aunque ello suena a una prudente satisfacción”, enlazó Rime, explicando Jihane que “todos conocemos a los nuestros. Que de anunciar un avance solo Dios Sabe cuántos permanecerán en casa”. “Yo primera”, enfatizó con risa Jannet para quien, “se vislumbra un rayo de esperanza”. “Ahora debemos comportarnos, siguió diciendo, como si no hemos escuchado nada”.

Lado profesional. Ritmo “normal”: tele-trabajo para unas, sin tele para otros como yo. La verdad es que nos vamos acostumbrando lo que nos parecía, hasta hace poco, una “anomalía no potable”.

De hecho, en Sanidad, los amigos se niegan rotundamente a dar detalles. Algunos ni siquiera responden o lo hacen mucho después para excusarse de “haber estado en una importante reunión”.

Sobre el plano nacional, -80% de accidentes en el termitero urbano desde la instauración del estado de urgencia sanitaria, según la DGSN.

En otro orden de ideas, no sería fácilmente imaginable una nueva reconversión en el pos-coronavirus de los comercios. Todo apunta hacia la ordenación, pero no la desaparición del régimen de servicio a domicilio.

Como diría Muhatman Ghandi, los que saben cómo pensar, no necesitan maestro…

(Continuara)

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page