CrónicasFeaturedLas cosas lo que son

Tinduf/Efervescencia: Entre ayer y hoy

La historia que se repite

 

Desde hace meses, los campamentos de Tinduf son escenarios de multitudinarias manifestaciones por el cambio y la justicia.

Ayer mismo, a pesar de las amenazas y la coacción, los manifestantes han vuelto ante la llamada “secretaria general” del Miliario en Rabuni para exigir en voz alta, desafiando los tanques y los pertrechos militares.

Cambio y justicia: de estas dos palabras se conjuga una: fin del calvario en el gulag argelino. Y es la misma historia que se permite y la misma piedra en que se tropiezan mil veces los hermanos argelinos: temiendo la “importación” de armas al interior de Argelia (están al tanto de los tráficos de armas de la cúpula del Polisario), cierran a cal y canto las entradas (accesos) y salidas de Tinduf. Lo que asfixia a propios y extraños.

Son rehenes marroquíes en estos campamentos argelinos que protestan como habían protestado otros marroquíes antes de la emergencia de los vende patrias.

Cortesia de Ahmed Rahali

En efecto, un documento oficial (la foto de Ahmed Rahalí) que refuerza la negativa de los residentes de Tinduf a votar un referéndum para determinar el destino de Argelia del dominio colonial francés, dado que son marroquíes.

Es la historia que se repite. Cuando se es marroquí no se puede ser otra “cosa”

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer