CrónicasFeaturedMarruecos, Aquí, Ahora

  Todos somos rurales: Ver la lluvia y… volver

Placeres íntimos

 

Abdelhak D. es un joven de unos 30 años protesista dental que, según todos los vecinos de Hassan es un “genio” en su oficio.

La historia que traigo hoy no tiene nada que ver con todo esto, sino con su, cuando menos, sorprendente decisión de “dejarlo todo, tomar el primer Bouraq para Tánger”.

Antes de hacerlo me dio que quería ver la lluvia y así fue. Desde Tánger me llamo para decirle que “no ha sido decepcionado”.

“Es absolutamente extraordinario. Dios Es Clemente y Misericordioso”, me decía con júbilo antes de soltar “Se lo digo yo, Jihane, este país cuenta con la protección divina”.

¡Ojalá! Falta por precisar que Abdelhak no tiene, nunca tuvo nada que ver con la agricultura, pero como todos los marroquíes “en periodos como este nos convertimos todos en agricultores”.

¡Admirable Abdelhak, se fue, vio y volvió!

Jihane.jedidi02@gmail.com

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page