CrónicasEn voz altaFeatured

Tolerancia y Sabiduría Judicial: La Inusual Sentencia de una Jueza Libanesa ante una Ofensa Religiosa. Por Dr. Mohamed Mhamed KHATTABI

Clarividencia

Dr. Mohamed Mhamed KHATTABI
Diplomático, escritor, investigador, traductor marroquí y miembro de la Academia Hispanoamericana de Letras y Ciencias, Bogotá (Colombia).

Una jueza cristiana libanesa emite una sentencia extraordinaria contra tres jóvenes musulmanes por difamar a la Virgen María. En lugar de encarcelarlos por blasfemia, los obliga a memorizar versos del Corán que elogian a la Virgen y a Jesucristo, extraídos de la cuarta sura más extensa del Sagrado Corán, « Al-Imran », compuesta por 200 versículos, memorizados de memoria.

La sentencia, que generó un impacto positivo en Líbano y fue elogiada a los más altos niveles, fue dictada por la jueza libanesa, Jocelyne Matta. Fue tan impactante que incluso el ex primer ministro libanés Saad Hariri elogió la decisión en su cuenta de Twitter, junto con palabras escritas por el ex primer ministro Najib Mikati en su perfil de Facebook.

Es conocido que « Al-Imran » contiene versículos dedicados a Maryam (la Virgen María) y a Isa (Jesús), especialmente desde el versículo 33 hasta el 59 de la sura. En estos versículos, se destacan las palabras dirigidas a María en los versículos:

42: Y cuando dijeron los ángeles: ¡Maryam! Allah te ha elegido, te ha purificado y te ha escogido entre todas las mujeres de la creación ﴿.

Y 43: ¡Maryam! Dedícate por entero al servicio de tu Señor y póstrate e inclínate con los que se inclinan﴿.

También se menciona en el versículo 45: Cuando dijeron los ángeles: ¡Maryam! Allah te anuncia una palabra procedente de Él cuyo nombre será el Ungido, Isa hijo de Maryam; tendrá un alto rango en esta vida y en la Última; y será de los que tengan proximidad﴿.

Después de la sentencia, los jóvenes recitaron estas aleyas ante la jueza. La jueza Jocelyne Matta, proveniente de la remota localidad de Aamchit, en el norte del Líbano, a 37 kilómetros de Beirut, eligió no encarcelar a los acusados por « ofender las religiones », optando por instruirles « a memorizar una sección del Corán, específicamente de la sura Al-Imran, para que aprendan la tolerancia de la religión islámica y su amor por Maryam ». En sus palabras al pronunciar la sentencia, afirmó: “La ley es una escuela, no solo una prisión”.

La decisión de la jueza ha sido ampliamente elogiada, destacando su enfoque civilizado en la resolución de conflictos y su contribución a la apertura de campos judiciales innovadores para abordar problemas sociales y casos de fanatismo religioso. Incluso Nicolas Tueni, ministro para la Lucha Contra la Corrupción en Líbano, la elogió públicamente, considerando que su decisión es fundamental en la búsqueda de soluciones más comprensivas en el ámbito judicial.

La sentencia de la jueza Jocelyne Matta es un ejemplo de cómo la tolerancia y la sabiduría pueden ser más eficaces que el castigo para resolver conflictos religiosos. En lugar de encarcelar a los jóvenes musulmanes, la jueza los condenó a aprender sobre la otra religión, lo que los llevó a una mayor comprensión y respeto. Esta decisión es un ejemplo inspirador de cómo la justicia puede ser un instrumento para la paz y la convivencia.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page