Marruecos

Tontos o cómplices: La asociación marroquí de los derechos humanos y el caso “Kdim Izik” Por: Mokhtar Gharbi

Infomarruecos/Conacentomarroqui

  No todos los activistas de los Derechos Humanos son de sentimientos humanitarios, ni mucho menos algunos que pertenecen al ámbito judicial, algunos abogados por ejemplo. Personalmente, no confiaba desde hace mucho tiempo en algunos asociados a estos dos ámbitos, activista y abogado. De abogado está demasiado claro, pero de activista, nunca lo he entendido, ni entiendo qué carajos significa cuando se trata de Derechos Humanos.

    Vamos al extranjero, pero en pocas palabras, para volver en seguida a (los nuestros). Con experiencia, no personal, sino con hechos y dichos, la mayoría de las asociaciones en el mundo, que fingen defender los derechos humanos,  y los que les pertenecen, dieron pruebes, también con hechos y dichos, de que no son más que un puñado de hipócritas, sobre todo los quienes trabajan con temas internacionales, puedo presentar miles de casos relacionados con los derechos del hombre, de la infancia, de los pueblos, y un sinfín de casos.

    Volvemos a lo nuestro y a los nuestros, aquí en Marruecos:

 Por motivo del juicio de los acusados en el caso “Kdim Izik”, la asociación marroquí de los derechos humanos ha designado un puñado de abogados pertenecientes a varios cuerpos de abogacía, entre los cuales de Rabat y Marrakech, para defender a los acusados por sus actos criminales contra su nación, contra su pueblo y contra el derecho de vivir para once víctimas  inocentes, varias familias, varios padres, varias madres, varias esposas, varios hijos y hijas, y contra toda la humanidad.

    En breve, y sin necesidad de analizarlo, porque el caso  habla  de sí mismo, el presidente de dicha malvada asociación, para no decir malvado él y sus amigos en la asociación, dijo que “la asociación y nuestros abogados defienden a los acusados para un juicio justo, no somos parte del caso, sólo somos observadores porque el caso es político”. Asimismo, negó rotundamente que exista un caso de hechos o actos criminales que involucran a los acusados, o sea, son simples pobres inocentes.

    Llamo a los especialistas en los asuntos jurídicos para hacernos entender qué quiere decir todas estas contradicciones de esta falsedad y manipulación de palabras baratas y gratuitas. Personalmente, yo lo tengo muy claro, este tipo quiere decirnos (defendemos al diablo, defendemos al mal, no somos humanos, no somos marroquíes, no somos musulmanes, no nos importa ni las víctimas ni sus familias, padres o madres o hijos, que todos vayan al diablo).

     Cabe señalar que esta asociación, desde hace años, recibe subvenciones del extranjero, nadie sabe quiénes son ni cuantas cantidades, que se calculan en cientos de miles de euros y dólares, porque siempre  negó rotundamente presentar a las autoridades los secretos de sus cuentas bancarias como lo hacen la mayoría de los que trabajan en este ámbito u otro.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page