Cronica desde TindufFeatured

Travesía de Tebboune: Mito, Farsa y Obsesión

Soneto burlesco

Oh, Tebboune, mitómano audaz,

Con lengua cual río, charlas sin paz,

Danzando mentiras, falso rapaz,

Teatro de embustes, mal interpretado.

Cada palabra, nuevo mito bordas,

Engaños hilvanas con astucia fina,

En el escenario, tu farsa se avecina,

Verdad es juego en tu lengua desbordada.

Adicto a la cháchara, sin cesar,

Tu lengua vuela, pájaro insensato,

Con historias que el viento se lleva,

Embustero Tebboune, ¿qué vas a inventar?

En tu mundo ficticio, falso y liviano,

Donde la realidad es solo un cuento.

Oh, Tebboune, en Dariya tu nombre se enreda,

Palabra sutil, como flor que se despliega,

Evitamos pronunciarla en la entrega,

Vergonzosa sombra que en tu nombre queda.

En nariz prominente, presidente singular,

Andares de pato, tan peculiar,

A tus 78 años, un caminar,

Calvo y feo, ¡oh insolente mandar!

Tu calva reluce como luna llena,

Poder que se apaga, sombra de condena,

Y fealdad que el espejo no embellece,

Antigua pena en cada tristeza.

Oh, Tebboune, inflas como coloso,

« Fuerza impactante », vano gozo iluso,

Mientras la verdad es sombra fatal,

En problemas ahoga tu nación real.

Diplomacia en ruinas, contando fracasos,

Retórica como fiera, un mal paso,

Marruecos, tu obsesión y desdén,

Envidia ante su prosperidad, revela tu desdén.

¿Fuerza impactante? Puro desdén,

En la realidad, sueño en vaivén,

Tu mito desvela tu fragilidad.

Oh, Tebboune, obsesionado y sin censura,

El Sáhara marroquí, tu carga amarga,

En la senda de la farsa, caminas,

En tu mente, una sombra perdura.

Obsesión como fiebre, desierto en oscura travesía,

Entre mapas, fantasías trazas,

La realidad se desvanece, como bruma fría.

Por la calle de la amargura avanzas,

Enredado en el conflicto sin fin,

Tu fijación, enigma sutil.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page