Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Triste pero sinceramente: De saharaui (libre) a los sahrauies (rehenes en Tinduf)

A vosotros... a nosotros

 

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

47 años, casi 48. A dos dedos de medio siglo. Misma pobreza, misma ayuda humanitaria (limosnas), misma y total falta de dignidad y orgullo sahrauies, mismos déspotas, misma explotación para sus fines (Argelia) y misma falsa ilusión de milagro. No son tiempos de milagros.

El nivel de desarrollo de las ciudades y localidades del Sahara marroquí son, de lejos, mucho más y mejores que las de vuestro mentor argelino.

Casi medio siglo. Nadie ha cambiado a excepción de las cuentas bancarias de vuestro ex chivato franquista y actual verdugo argelinzado. Presten un instante y hagan cuentas de cómo eran y como son actualmente los patrimonios financieros de Ghali y de sus 40 ladrones. Todo a vuestras expensas… de vuestro sudor… de vuestras… de vuestra tragedia.

Sois el fondo de comercio del Polisario y de sus mentores argelinos.

Os explotan para sus irrealizables fines. Una complicidad entre la cúpula de la mafia polisarista y sus amos y señores, los generales argelinos. Merecéis más y mejor. Nadie os va a dar nada. El refrán ruso dice que queso gratuito solo se puede encontrar en las ratoneras. El gulag argelino de Tinduf es una ratonera… sin queso.

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page