CrónicasFeaturedMarruecos, Aquí, Ahora

Trucos de un empleado: Pequeñas estafas, grandes delitos

Exceso de confanza

Me contaba ayer mi amiga Rhimou que llevaba una semana llevando su automóvil, casi nuevo, al mecánico porque observaba un consumo de carburante inhabitual.

Su último mecánico le aconsejó verificar el contador de la gasolinera.

  • Hecho, aunque no sabía por qué, me contó, descubrí que el empleado de la estación, tenía ya 40 Dh en el contador que de mis 100 Dh solo debía llevar 60.

  • Y…

  • Nada las excusas de rigor, pero desde aquél día el consumo de mi coche, por sorpresa, volvió a ser milagrosamente normal.

Rhimuo afirma que no quiso hacer nada porque “los errores son humanos” como alegaba el empleado estafador.

 @InfoMarruecos

 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page