Trump respalda la autonomía en el Sahara Demetrio Olaciregui Q.

0
Demetrio Olaciregui, periodista y diplomático panameño

Artículo de opinión publicado por el periodista y diplomático panameño en La Estrella de Panamá de este jueves 03 de mayo


El plan de autonomía para las provincias del Sur presentado por el Reino de Marruecos fue considerado este fin de semana por la administración de Donald Trump como ‘serio, creíble y realista’ porque representa ‘un enfoque potencial’ para una solución definitiva a la cuestión del Sahara.
‘Seguimos viendo el plan de autonomía marroquí como serio, creíble y realista y representa un enfoque potencial para satisfacer las aspiraciones de las poblaciones del Sahara a gestionar sus propios asuntos en paz y dignidad’, resaltó la diplomática estadounidense, Amy Tachco, ante los miembros del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU).
Tachco, coordinadora política de la misión de Estados Unidos ante la ONU, pidió respaldar el proceso negociador que dirige el expresidente alemán Horst Koehler, enviado especial del secretario general para el Sahara, un mensaje dirigido particularmente al papel que deben desempeñar en ese proceso los países vecinos como Argelia y Mauritania.
Las declaraciones de Tachco se produjeron luego de la renovación del mandato de la misión de paz de la ONU para el Sahara hasta el 31 de octubre del 2018, que es garante del cese al fuego entre Marruecos y los guerrilleros del Frente Polisario, entrenados, armados y financiados por Argelia.
La postura estadounidense representa un golpe a las pretensiones de la guerrilla polisaria que desde campamentos en territorio argelino promueve un referendo de autodeterminación que, con el paso de los años, ha perdido aplicabilidad.
La administración estadounidense ha etiquetado como terrorista a la guerrilla del Polisario, basados en informes de inteligencia que han documentado las vinculaciones de la guerrilla del Polisario con grupos terroristas como Al Qaeda en el Magreb Islámico y el Estado Islámico. Se ha comprobado, además, su involucramiento en secuestros, tráfico de armas, y el crimen organizado transnacional.
Washington espera que ‘todas las partes cumplan sus obligaciones en cuanto al alto el fuego y eviten cualquier acción que podría desestabilizar la situación o amenazar el proceso de la ONU’. ‘Los cambios unilaterales en el status quo sobre el terreno no van a ayudarnos a lograr una solución pacífica y duradera’, dijo Tachco.
Sus declaraciones coincidieron con el pedido del ministro de Relaciones Exteriores marroquí, Nasser Bourita, quien la semana pasada demandó ante la ONU a Argelia para que tome medidas a fin de que los guerrilleros del Polisario frenen sus incursiones dentro del territorio del Sahara en violación a acuerdos militares establecidos previamente.
Expertos en temas geoestratégicos que estuvieron recientemente en la zona, aseguraron que militares argelinos y la guerrilla polisaria han concentrado tropas con el objetivo de controlar un espacio en la frontera con Mauritania para declararlo ‘territorio liberado’ que dé algún sustento a su inexistente ‘República Árabe Saharaui Democrática (RASD)’.
Al igual que la administración Trump, gobiernos latinoamericanos como los de Colombia y Chile han reafirmado su respaldo al legítimo derecho de Marruecos en el Sahara y apoyado la propuesta autonómica como la única salida realista al diferendo.
La decisión conjunta de Colombia y Chile, es interpretada por analistas internacionales como una señal de la postura unificada que, en el caso de la guerrilla africana del Polisario, están proyectando en política exterior los integrantes de la Alianza del Pacífico, conformada además por México y Perú.
Bogotá, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, aclaró la semana pasada que hace años congeló el reconocimiento a la ‘rasd’ y que esa entidad inexistente no tiene ni representación diplomática ni embajador acreditado ante el gobierno colombiano.
El pronunciamiento se originó ante las pretensiones de un individuo llamado Mujtar Leboihi Emboirik, quien se hacía pasar como ‘embajador saharaui en misión en Colombia’.
Por otro lado, el Senado y la Cámara de Representantes de Colombia a través de sus respectivas comisiones de Relaciones Exteriores, respaldaron plenamente los esfuerzos desplegados por Rabat desde el 2007 para proveer de una solución a la cuestión del Sahara sobre la base de la iniciativa de autonomía para sus provincias del Sur como la fórmula para preservar la integridad territorial de Marruecos.
‘Marruecos es un país amigo de Chile. Y nosotros, en las últimas semanas, hemos visto cuán necesarios son los amigos de Chile y cuánto debemos también valorarlos y respetarlos. Quiero subrayar eso: Marruecos es un amigo de Chile’, afirmó, por su parte, ante el Senado chileno, el nuevo ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero.
En una demostración de que la posición sobre Marruecos es una política de Estado, el Senado y la Cámara de Diputados de Chile, aprobaron el mes pasado una resolución que reconoce la legitimidad del reclamo de Rabat sobre sus territorios del Sur y aplaudió la iniciativa de concederles una amplia autonomía a sus provincias que integran el Sahara.
Más recientemente, el presidente electo de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y su canciller designado, Luis Alberto Castiglioni, expresaron su determinación en ‘profundizar alianzas entre ambos gobiernos’ y expusieron ‘sin reservas’ su respaldo a ‘la soberanía de Marruecos sobre sus provincias del Sur’.
Ambas cámaras del Parlamento paraguayo continuarán, al mismo tiempo, brindando su apoyo a la iniciativa de autonomía propuesta por Marruecos para la región del Sahara.