Antes de olvidarFeatured

Trump y su yerno Hasta donde puede conducir la pleitesía a Israel

 

El comentarista político Chris Matthews, de MSNBC, dijo el lunes que el presidente Donald Trump podría renunciar, como parte de un acuerdo con el abogado especial Robert Mueller.

Matthews dijo que Donald Trump Jr. e Ivanka Trump (la esposa del ultra sionista y causa principal, junto a su Israel, del del ocaso del presidente estadounidense, Jared Kushner verdadero artífice de la política exterior de Estados Unidos, y dentro de ella el reconocimiento de Al Qods como capital de su entidad sionista) podrían ser las “próximas piezas de dominó en caer” en la investigación y podrían enfrentar un proceso judicial y posiblemente un tiempo en prisión.
Una valiosa lección a los vende-causas y principios en el mundo árabe de lo que vale, puede y produce la peligrosa amistad con Israel que, incapaz de jugar algún papel por más mínimo que sea en los destinos de países como, hasta hace poco, “controlaba”, incluso logrando colocar a su Kushner en tan sensible y nervioso cargo junto al presidente de la primera potencia mundial.
Así es Israel, ni puede con Hizbolah ni con la modesta Hammas y mucho menos con la verdad y la justicia universales…
La dinámica de la historia… el justo cauce de la justicia… el destino de toda locura.
No obstante, la suerte de Trump y lo que le espera no debe ser ni distinto ni distante de lo que espera a sus satélites árabes que le han seguido ciegamente, vendiendo las sagradas causas de esta nación árabe, que, sin poder defenderse, se limita a proclamar que “Dios posterga, pero no olvida”.
Con o sin Trump, con o sin Kushner, todos los árabes… o casi todos, somos palestinos, cuya causa es como el amor de Antonio Molina “que ni se compra ni se vende”.
Show More

Related Articles

Check Also

Close
Close
Close