Un adolecente palestino de 17 años Condenado a 35 años de prisión

0
Los "heroes" del Tsahal cuando se enfrentan a ninos indefensos desarmados

 El adolescente ha estado en prisión desde 2014. Su familia está esperando ansiosamente la decisión final sobre la sentencia, que debe ser dictada por un juez militar israelí el 14 de enero.

   Las familias palestinas acusan a los tribunales israelíes de posponer deliberadamente las audiencias para que sus hijos sean sentenciados más fuertemente.
    Cada año, unos 700 niños palestinos son procesados por tribunales militares sionistas que cuentan con una tasa de condena del 99,7%, según grupos de derechos humanos.
    “Han pasado cuatro años atroces. Cada vez que el tribunal se sienta, creemos que ha llegado el día, pero nunca lo es. Cuando entró en la cárcel, era un niño; Hoy tiene 17 años, casi 18 años “, dijo su padre.
    Durante los tres años que Omar pasó en prisión, los tribunales militares israelíes ignoraron la presión de su familia y sus abogados y se negaron a emitir un veredicto contra este niño de la aldea de Beitunia, en el centro de la ocupada Cisjordania.
   La familia está convencida de que el tribunal está retrasando la condena de Omar por una simple razón: a medida que crece, el tribunal puede justificar una sentencia más larga, una táctica común del sistema de justicia sionista. Con cada año que pasa, el riesgo de una sentencia más fuerte aumenta”, según los defensores  de derechos humanos.
    La familia de Omar esperaba que la justicia fuera indulgente para él, dada su edad, pero esa esperanza se rompió el mes pasado cuando su amigo Ayham Sabbah fue condenado a 35 años de prisión. «Nous prions Dieu qu’Omar ne subisse pas le même sort, mais nous savons qu’Israël ne se soucie pas des droits des enfants»
    “Ayham era solo un niño en el momento de su arresto, y aún lo es, ni siquiera es un adulto legal”.
Ayham y Omar fueron arrestados el 18 de febrero de 2016 por fuerzas israelíes en el supermercado Rami Levy en el complejo industrial Shaar Binyamin en la ocupada Cisjordania.
    En el momento de su detención, ambos fueron gravemente heridos por los transeúntes. La familia de Ayham afirma que fue descuidado médicamente después de su arresto y que se violaron repetidamente los derechos de sus hijos.
    Fue interrogado mientras se encontraba en estado crítico en el hospital, sin la presencia de sus padres ni de su abogado.  Además, Ayham se había visto obligado a firmar documentos en hebreo, un idioma que no entendía.
   Desde entonces, el adolescente está recluido en la prisión y ha comparecido más de 30 veces ante un tribunal militar israelí. El tribunal ha tenido más de 30 ocasiones para sentenciarlo, pero están ganando tiempo constantemente simulando que esperan nuevas pruebas o que los testigos se presentan para declarar contra Ayham.
   La ley militar israelí permite la condena de niños de Cisjordania y Gaza desde la edad de 12 años a penas de prisión. Hasta hace unos años, la política israelí permitía oficialmente que los adolescentes palestinos de 16 años o más fueran juzgados y condenados por los tribunales militares israelíes como adultos.
   Los grupos de derechos humanos han acusado durante mucho tiempo a los tribunales militares israelíes de funcionar como “tribunales títeres”, que se utilizan como herramienta para la dominación y expansión de la soberanía israelí en los territorios palestinos ocupados.
“Es extremadamente importante para el estado israelí que estos tribunales conserven al menos una fachada de legitimidad internacional”. En muchos casos, esto significa esperar a que estos niños pequeños crezcan y se vean físicamente mayores, lo que ayuda a los tribunales a justificar una sentencia más larga”.
Con Middle East Eye
 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here