Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Un ex agente franquista (chivato) al frente del Polisario (Foto) ¿Qué espera Marruecos para explorar otras vías?

Agente y chivato

 

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

Nadie, ni siquiera la mayoría de los miembros de la cúpula del Polisario, admite que un ex agente franquista, llamado Brahim Ghali, con el N° 8360 y documento de identidad 7248055, convertido en marioneta de la DRS argelina, se (lo) proclamara/an jefe de unas milicias al servicio de los intereses del mentor argelino, ahora, parece ser co-menor junto a España.

Una vergüenza para todas las poblaciones de los campamentos argelinos de Tinduf y una fehaciente prueba de lo que son los que apoyan a esta banda y a sus máximos responsables.

En esta perspectiva cabe preguntarse si es moralmente correcto aceptar a un interlocutor residuo de la era franquista con cuyos altos responsables se había negociado y obtenido la descolonización de su colonia del Sahara Occidental.

Interlocutores no faltan para zanjar, de una vez por todas, este doloroso episodio creado por Argelia y sus apetitos expansionistas.

45 años después y con un bagaje de inútiles y fracasadas iniciativas y gestiones porque se había equivocado de interlocutor, Ante los graves desarrollos (descubrimiento de España como co-mentor) en la sincera voluntad de buscar soluciones al problema y no problema a las soluciones existentes, Marruecos debe optar por la adecuación que se impone de su generosidad en la búsqueda de una solución al prefabricado problema.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page