Cronica desde TindufCrónicasFeatured

 Un prófugo en España ¿Qué “explicaciones oportunas”?

Gato encerrado

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

A las poblaciones de estos tristes campamentos argelinos de Tinduf y a los amantes de la paz y de la justicia en general, les gustaría “descifrar” las “explicaciones oportunas” de la Jefa de la diplomacia española sobre el caso de una falsa identidad y de una más que equivoca nacionalidad.

Arancha González Laya se refería a Marruecos (marroquíes) y a su profunda herida que debe tardar por cicatrizar.

Resulta que, cuando menos, imposible, creer que hay “explicaciones oportunas” a un misterio de Estado, cuyas incógnitas siguen todas, hasta ahora, indeterminadas y no despejadas.

¿Cómo se puede concebir a una justicia que afirma determinar la identidad de quien ha entrado a España con una falsa y que responsables más autorizados lo han reconocido como la Ministra de Exteriores?

Difícil de creerlo, menos aun “tragarlo”.

Luego, ¿tan fácil es entrar a España con una identidad y nacionalidad falsas? ¿Dónde estaba la seguridad del aeropuerto español?

Luego… ¿Cómo explicar el extralimitarse a sus prerrogativas y atribuciones para sellar una transacción con una potencia extranjera sobre el jefe de sus milicias, objeto de múltiples órdenes de busca y captura en España?

¿Por qué, cómo y a qué precio?

Francamente a servidor le parecen muy pocas “oportunas” las “explicaciones” de la señora Laya.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page