América LatinaCrónicasFeaturedIntegridad territorial

Nueva moción del Senado de Colombia aporta un apoyo inequívoco a la integridad territorial y la soberanía de Marruecos

Apoyo

Una nueva moción adoptada el martes por el Senado de Colombia brindó un apoyo inequívoco a la integridad territorial de Marruecos y a su soberanía sobre su Sáhara, reiterando el rechazo categórico de los « representantes legítimos del pueblo colombiano » a “la desacertada decisión” del actual gobierno de establecer relaciones con la pseudo-rasd.

“Como Senadores y representantes legítimos del pueblo colombiano, rechazamos profundamente esta desacertada decisión del gobierno actual, que no representa para nada la postura de los colombianos hacia Marruecos y reiteramos nuestra firme posición de respeto a la soberanía y a la integridad territorial del Reino de Marruecos”, se lee en la moción aprobada por una abrumadora mayoría de 65 senadores de los 105 de la cámara alta del Congreso colombiano.

La moción, que fue respaldada por senadores de nueve de los partidos políticos más importantes de Colombia, dos de los cuales forman parte de la coalición de gobierno, contó con el apoyo en particular del presidente del Congreso y del Senado de Colombia, Sr. Iván Leónidas Name Vásquez (Alianza Verde) así como el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Sr. Lidio García Turbay (Partido Liberal), quienes quisieron enviar un mensaje político muy fuerte al Presidente Gustavo Petro.

En esta nueva moción, que sigue a la que fue adoptada en octubre de 2022, los firmantes afirman que “rechazan categóricamente el establecimiento de ‘relaciones diplomáticas’ con el movimiento separatista (polisario) y la autoproclamada ‘rasd’ y más aún, la presencia en Colombia de su supuesto ’embajador' ».

“Lamentamos que este Gobierno haya hecho oídos sordos, de nuevo, no solo a nuestra moción del 19 de octubre del 2022, firmada por 63 Senadores, en representación de nueve partidos políticos, sino a nuestras múltiples solicitudes de respetar la soberanía y la integridad territorial del Reino de Marruecos”, subrayó la moción.

Los firmantes recuerdan en este contexto que Colombia mantiene con Marruecos “una amistad de casi medio siglo y que es un aliado estratégico y privilegiado de Colombia en el continente africano y en el mundo árabe, dado su gran liderazgo y reconocimiento a nivel regional, continental y mundial”.

Se preguntan « ¿cómo se puede establecer relaciones diplomáticas con el movimiento separatista del ”frente polisario’, si en la Convención de Viena de 1961 que rige las relaciones diplomáticas se instituye claramente que dichas relaciones se establecen entre los Estados Soberanos reconocidos como tales y el movimiento separatista del ’frente polisario, como todos lo sabemos, no posee los mínimos atributos de un Estado, no es reconocido por la gran mayoría de los países, ni tampoco por la Organización de las Naciones Unidas, ni tiene legitimidad jurídica mucho menos internacional”.

Reiterando que los principios cardinales de la diplomacia colombiana son el respeto de la legalidad internacional, la no injerencia en los asuntos internos de los países y el respeto a la soberanía territorial de cada uno de ellos, la moción lamenta que estos fundamentos esenciales hayan sido totalmente transgredido por el actual gobierno.

“Esta posición tomada por este gobierno, no ayuda en nada al proceso político que se lleva a cabo actualmente en Nueva York, bajo los auspicios de la Organización de las Naciones Unidas, de su Secretario General y de su Enviado Personal para el Sahara, el señor Stafan de Mistura, indicaron los firmantes de la moción, quienes consideran además que “no se pueden construir relaciones sanas basadas en posiciones ideológicas obsoletas, heredadas de la Guerra Fría y menos aún, que este tipo de posiciones conviertan a este gobierno en un abanderado del separatismo”.

Los 65 firmantes de la moción también « deploran la profunda crisis por la que atraviesan nuestras relaciones diplomáticas, de cooperación y amistad con el Reino de Marruecos”, señalando que a raíz de dicha posición del gobierno, “se ha parado totalmente la dinámica positiva y proactiva, que manteníamos con este país amigo, Marruecos suspendió completamente la cooperación, así como todos los acuerdos que estaban en curso, en sectores tan importantes para Colombia, como la agricultura, las energías renovables, el sector portuario, las vías férreas y el turismo, con el perjuicio que ello conlleva”.

Los senadores colombianos consideran “que es deber del Presidente de la República manejar las relaciones internacionales con responsabilidad, respeto y coherencia, pero, en este caso, la posición adoptada por este gobierno no es consecuente con nuestros intereses como país y no beneficia en nada a los colombianos.

Por el contrario, señala el texto de la moción, “en un contexto en el que Colombia está implementando una política de acercamiento hacia África, con miras a crear nuevas alianzas de cooperación, nos afecta profundamente que se adopte esta posición hacia Marruecos, uno de nuestros principales socios en esa región, y cuarto cliente de Colombia en África”.

Los firmantes critican al actual gobierno por buscar “crear supuestas alianzas » con el movimiento separatista del “frente polisario”, que no representa nada para Colombia, ni para el mundo y más aún tiene serios cuestionamientos sobre sus vínculos con grupos terroristas”.

Esta nueva moción, que cuenta con el apoyo de una abrumadora mayoría de miembros de la Cámara Alta del Congreso, el órgano legislativo más importante de Colombia, confirma, si es necesario, que la relación con Marruecos no es una cuestión específica de los partidos políticos de la oposición, sino que constituye un tema de consenso político en Colombia.

Además, a través de este apoyo masivo, la clase política colombiana desea reiterar al gobierno de Gustavo Petro que las relaciones con Marruecos siguen siendo un tema prioritario y de actualidad.

Los partidos que firman la moción son el Partido Liberal y el Partido Alianza Verde (miembros de la coalición gubernamental), el Partido Conservador; el Partido de la U; el Partido MIRA; el Partido Alianza Social Independiente y el Partido En Marcha (Independientes) y finalmente el Partido Centro Democrático y el Partido Cambio Radical (Oposición).

La moción fue leída en la sesión plenaria del Senado por el senador Germán Alcides Blanco Álvarez, presidente del grupo de amistad Colombia/Marruecos en el Senado y presidente de la Comisión Constitucional, la más importante del Congreso colombiano.

El texto de la moción será remitido al presidente Gustavo Petro y a su ministro de Relaciones Exteriores, Álvaro Leyva.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page