FeaturedTú, por ejemplo

“Una vela en la obscuridad” Cataluña/1-O:  El vaso medio lleno, medio vacio Imrani Idrissi Hamid

Según los sondeos, todo indica que más del 63% de la población catalana va a participar en el referéndum promovido por la Generalitat y que ha sido declarado ilegal por el Tribunal Constitucional (TC) español.  

Susana vera/Reuters
Más de la mitad de los catalanes no se considera independentista, pero también más de la mitad están a favor de la celebración del referéndum de autodeterminación previsto para el domingo próximo, según los datos del barómetro “Especial sobre Cataluña” de la cadena de TV española La Sexta.
La estrategia represora y favorecedora de la condena en contra del diálogo mantenida por el Presidente del Gobierno Central y el gobierno del PP ha incrementado el deseo del pueblo catalán para ejercer su derecho a voto. Eran minoría los catalanes que inicialmente se inclinaban a favor de la independencia, pero son ahora muchos más los que desean ahora hacerse visibles el primero de Octubre, en un gesto de descaro a quien en estos momentos están tomando medidas que para los expertos “parecen violar derechos individuales fundamentales, coartando la información pública y la posibilidad de un debate en un momento crítico para la democracia española”.  Las herramientas judiciales utilizadas por el partido en el poder, Partido Popular, no han servido para frenar el ímpetu de decisión de los catalanes. Ya lo manifestaron masivamente en sus manifestaciones solidarias con las víctimas del atentado en la que murieron 15 ciudadanos de distintas nacionalidades en el triste episodio de atropellamiento terrorista por la Ramblas barcelonesa.  “No tenemos miedo”, era su sentir.
En esta línea, el Conseller de Relaciones Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia del Govern, R. Romeva, dice en Bruselas que España actúa como “un estado represor” y que solo hay dos vías posibles en estos momentos: votar o “aceptar la represión”.
Y el Govern no se echa atrás. Se convoca a 5,3 millones de votantes con 2.300 colegios abiertos y 7.200 voluntarios (de los más de 50.000 que se presentaron) para favorecer el buen desarrollo  de la consulta, pese al rechazo frontal del Estado “El domingo se votará”.
Distintas son las posturas de los diferentes gobiernos, instituciones y organismos extranjeros, pero rescatamos la advertencia que recoge un informe de expertos de la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre las medidas adoptadas por el Gobierno de Mariano Rajoy para impedir la votación del 1-O: “Independientemente de la legalidad del referéndum, las autoridades españolas tienen la responsabilidad de respetar los derechos que son esenciales de las sociedades democráticas. España debe respetar los derechos fundamentales en respuesta al referéndum catalán”.

Show More

Related Articles

Close
Close