CrónicasFeaturedFin de Trayecto

 Una velada excepcional de actuaciones del caftán judío-marroquí en el Palacio Saadi

Una celebración de la excelencia marroquí

En el marco de una colaboración entre la Asociación de Alumnos de Escoffier – Marruecos y la Fundación Desfiles de Moda Oriental, encabezada por Hind Godard, el Palacio Saadi de Marrakech acogió, el sábado 3 de diciembre, un desfile excepcional y elegante por excelencia, para una serie única de caftanes inspirados en el fragante patrimonio cultural judío-marroquí, de Preparación y presentación del icono del caftán marroquí, la creadora, diseñadora y pionera creativa por excelencia, Fatima Al-Zahraa Al-Idrisi Al-Filali, conocida localmente, a nivel nacional o regional, ya que firmó muchas participaciones distinguidas en muchos festivales nacionales, europeos, estadounidenses y del Medio Oriente. , innovadora y de alta gama.

Entre los rasgos más importantes de estas actuaciones está la celebración exclusiva, por primera vez, de uno de los rasgos básicos que configuran el conjunto cultural judío-marroquí: la expresión de los judíos marroquíes (de ella en particular, que teje un Modelo árabe al que le unen muchas similitudes y convergencias en cuanto a colores, calidad de vestidos, estilos de comadreja, tipos de bordado, tawhid, enfermería… a pesar de los puntos de discrepancia con una dimensión teológica y otras acumulaciones culturales accidentales.

Confirmar, por lo tanto, a través de esta exhibición única e inigualable, que el caftán marroquí nunca fue de un patrón único, sino que estuvo siempre marcado, además de la multiplicidad y diversidad de coloridos locales, con muchos indicios de que se trataba de una palangana en la que varios confluyen afluentes fenicios, romanos, islámicos, árabes, amazigh y andaluces, judíos, europeos, etc., reflejando la pluralidad y diversidad que constituyen la riqueza y especificidad cultural de Marruecos.  Lo que hace que hoy en día el caftán marroquí se haya convertido en una prenda transitoria para varios países, especialmente con su éxito en atraer y atraer la atención y admiración de muchas personalidades famosas, artistas y eventos en varias de las exposiciones internacionales más destacadas.

En este contexto, la diseñadora Fatima Al-Zahraa Al-Idrisi Al-Filali expresó su felicidad por su participación en la reactivación de uno de los párrafos importantes que estaba programado para este evento multidimensional y semántico, que afortunadamente coincide con el anuncio de Su Majestad el Rey Mohammed VI, que Dios le conceda la victoria y el apoyo, la creación de un centro nacional para el patrimonio cultural inmaterial y su llamado a consolidar la cooperación multilateral internacional en el campo de la protección del patrimonio cultural inmaterial y el intercambio de experiencias e ideas para preservarlo, desarrollarlo y valorarlo, buscando las formas más eficaces de educar a los jóvenes sobre la importancia de nuestro patrimonio y cuidarlo como un patrimonio humano rico en sus múltiples afluentes y lazos históricos que se adentran en la historia.

Además de su orgullo por esta iniciativa y la invitación real, Fátima Al-Zahraa Al-Idrisi decidió transmitir la felicidad de los expositores, profesionales, diseñadores, artesanos y demás que trabajan en el rubro, incluida ella, con el esfuerzo de nuestro país. acelerar la inclusión del caftán marroquí tradicional en la lista del patrimonio cultural.

Tras su trabajo de registro de un grupo de elementos como la tabourida, el melhoun y otros que son elementos constitutivos de la identidad marroquí en la lista del patrimonio de la humanidad, destaca que la historia del caftán marroquí se remonta a doscientos años.  Aunque algunos aseguran que es mucho más antiguo que eso, ya que se remonta, según fuentes históricas, al siglo XII d.C., es decir, a la época de los almohades.

Como recordatorio, las actividades del foro « Estudiantes Escovie – Marruecos », organizado bajo el Alto Patrocinio Real, en su tercera sesión, comenzaron el 1 de diciembre en Marrakech, y fueron supervisadas por el Chef Guillaume Gomez, Embajador del Arte Culinario Francés, to the World, y Philippe Faure, ex Embajador de Francia en Marruecos, quienes fueron testigos de una presencia del balance de muchos eventos destacados principalmente árabes, judíos y franceses, incluidos chefs internacionales y otros cocineros, pasteleros y productores que estarán acreditados como nuevos alumnos dentro de la Fundación Escoffier, así como un buen número de turistas, artistas, creadores, diseñadores, amantes y apasionados de los tesoros del patrimonio cultural milenario, multi-inmaterial marroquí y misceláneos.

Cabe destacar que la Asociación Internacional de Estudiantes de Escoffier, que fue fundada en 1954 en Ville Neuf-Loube, ciudad natal del famoso chef francés, y Marruecos se unió a ella en 2020, es una asociación sin fines de lucro, que tiene como objetivo trasladar el espíritu de la obra de Agustín Escoffier a los chefs de las nuevas generaciones, y desde allí avanzar en el respeto a la cultura del arte de cocinar, y esforzarse por mejorar la especialización y transferir conocimientos en el ámbito del arte culinario.

La asociación ahora tiene más de 40,000 estudiantes en más de 38 países y es la asociación gastronómica más grande del mundo.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page