CrónicasEn voz altaFeatured

Una vuelta al cole distinta de las demás Sara Kassir

Reflexión

 

Parece que para este año, la vuelta al cole sabe a angustia y desilusión y que muchos niños, ya se les quitaron esas ansias de lucir su nuevo atuendo o su nueva mochila. La razón: la pandemia, sino también nuestras actitudes que lo dejaron todo patas arriba.

Las evoluciones diarias y constantes de los casos de afectados por la Covid-19, sobre todo a nivel de las urbes como Casablanca, ha puesto en jaque todos los planes gubernamentales nacionales. De hecho, los comunicados del ejecutivo salen a borbotones y las decisiones tomadas por el mismo parecen, muchas veces, contradictorias, pero en realidad, no es así.

Cuando el gobierno promulga una ley, cuyos contenidos no pueden ser más claros, a favor del respeto total de unas ciertas medidas, no por el propio bien del estado, sino por el bien del mismísimo ciudadano que, por desgracia, muchas veces se le olvida, con el paso de las semanas, la tragedia que vivieron otros a causa de la pérdida de algún familiar o del estado crítico de un pariente, debido al Coronavirus, empiezan a sonar realmente las alarmas, y nos planteamos un sinfín de preguntas… ¿A dónde nos conducen nuestras actitudes? Y ¿Para qué?

En Casablanca, se registran cada día más casos de afectados por el virus planetario, y obviamente más muertos, eso quiere decir que algo anda mal y que requiere de un cambio drástico.

Pues resulta que ese algo no es ni mucho más ni mucho menos la falta de conciencia de muchos, su sentido de responsabilidad bajo o incluso ausente. Es que no me cabe, en la cabeza, como pueden algunos pensar que este virus, algo que ya existe y está arrasando la tierra, es un mero plan de conspiración o una farsa de parte de nuestros “enemigos”. ¡Vaya locura!

Volvemos a nuestro redil, a la escuela o la vuelta al cole más peculiar de todos los tiempos. La capital económica del Reino ha conocido una semana de conmoción y de ajetreo, debido a la situación epidemiológica nacional, pero sobre todo a causa de las razones que cité previamente.

Una cosa influye la otra y lo más doloroso de todo ello es cuando vemos que en un mismo país, hubo niños que se mostraron alegres por haberse encontrado con sus compañeros de clase y volver a su vida estudiantil, mientras que otros, no pudieron ni siquiera salir de su casa para ir al colegio, a causa de la pandemia evidentemente. ¡Seamos más conscientes!

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page