Crónica internacionalFeatured

Vanguardia (México) Alejandro Páez Varela: Viaje al sur de la tierra de Trump

En ‘Oriundo Laredo’ el escritor relata las aventuras de un hombre que vive en el sur de Estados Unidos. Ésta es la cuarta novela de Paéz Varela, un norteño radicado en la Ciudad de México que tiene credenciales como escritor y periodista

 Esta novela cuenta esa historia. No importa que seas del Valle de Juárez o de Oakland; de todas maneras pasas las mismas nevadas y los mismos solazos, y tragas la misma mierda. Todo esto un día fue México y ahora es de todos, aunque las fronteras geopolíticas digan otra cosa”

“Nadie puede imaginarse que esa sociedad todavía vote por el PRI después de los hermanos Moreira, pero sí, vota por el PRI”, escribe Alejandro Páez Varela en el texto titulado “El gran corruptor” (para Sin Embargo), refiriéndose a Coahuila. El periodista publicó ayer dicho texto, y deja ver lo que platicó en entrevista telefónica para VANGUARDIA: “el verdadero reto del periodismo es luchar contra la corrupción”. Durante la charla, dijo además que los periodistas “tenemos una vocación distita”, y compartió la historia que escribió en “Oriundo Laredo”, libro que publicó a finales del año pasado.

En “Oriundo Laredo”, Páez Varela pasó del norte (de México), al sur (de Estados Unidos), y lo hace en “tiempos de Trump”. Despierta su necesidad de retratar un sur en el que han habitado méxico-americanos por años, y cuenta así, las aventuras del personaje principal, Oriundo Laredo. El libro, editado por Alfaguara, es en palabras del oriundo de Ciudad Juárez “una novela escrita para reírse, más que para lamentarse”, con la que pretende ofrecer un momento distinto para quienes “tienen el Netflix prendido”.

-¿Por qué hablar del sur del país vecino?-

“Después de una trilogía sobre el norte o una parte del norte de México, porque México son muchos nortes, ésta es la primera novela en la que entro al sur de Estados Unidos de pleno, y con la intención de retratar a la gente simple que vive en esas regiones, que es gente muy sencilla como el propio personaje Oriundo Laredo, que esquiva el odio y los rencores que hay en esa región por cuestiones raciales. Yo siento que la novela cayó en un buen momento porque hay una discusión que celebro sobre la migración, esta no es una novela de migraciones necesariamente porque habla de una región en donde han vivido muchos mexicanos o méxico-americanos durante un largo periodo. Ésta es más bien una novela de identidades y de gente simple, gente que vive del otro lado que tiene una vida que resiste a ese Estados Unidos del blanco más radical, al votante de Trump digamos, y yo creo que en ese sentido la novela llegó en un buen momento, aunque las novelas no son de momentos, retratan realidades que no tienen que ver con la cotidianidad”.

-Publicaste la novela el año pasado, ¿Cómo ha sido la recepción?-

“Mira con toda honestidad casi no me meto en la respuesta que hay, es decir, no la miro pues, lo que te puedo decir es que la he presentado con buena recepción en varias ferias (del libro), empezó con la FIL Guadalajara y seguí casi en todas las ferias que hay, y bastante bien, yo siento que hay mucho interés ahorita en el tema de la frontera.

“Para mal puso el tema en la mesa Donald Trump, pero lo podemos revisar de varias maneras, yo creo que todas son positivas si nos lo proponemos, por ejemplo celebro que ahora el tema de los migrantes esté en la agenda nacional, aún cuando para un fronterizo es un tema de todos los días, también voy a estar muy feliz cuando la migración de países como Honduras, El Salvador, Nicaragua o Guatemala se ponga también en nuestra agenda, porque México habla mucho de sus migrantes en Estados Unidos, pero los realmente maltratados son los que pasan por México”.

-¿Qué tanto hay de esos méxico-americanos que al contrario que Oriundo Laredo son racistas con sus propias raíces?-

“No debe sorprendernos porque Estados Unidos mismo es una sociedad que no ha terminado de aceptarse, es decir, cuando tú ves que una nación está compuesta por migrantes y el discurso es anti-migrante, entonces caes en cuenta que es una nación que no se ha aceptado a sí misma. Yo lo que veo con este tema Trump es la polarización, cualquier méxico-americano que crea que por ser racista contra los mexicanos o contra los migrantes tendrá aceptación, se equivoca, porque en el Estados Unidos de Trump solamente caben los güeros y los de ojo azul, pueden ser racistas si quieren pero caen en la misma contradicción en la que está una nación entera”. 

-Has dicho que este libro es la suma de personajes que han pasado por tu vida-

“El que escribe, escribe de lo que ve y lo que sabe, no se escribe de lo que no se sabe, entonces digamos que es un ejercicio cotidiano que tu vas retratando, vas encontrando en todo lo que ves, en todo lo que escuchas, en todo lo que lees, vas encontrando oportunidades para escirbir más adelante, yo he estado un tiempo largo en la Ciudad de México trabajando como periodista, pero el escritor está en la frontera y ese escritor ha estado levantando información de allá y componiendo lo que quiere contar”.

-¿Cómo es el día a día de Alejandro Páez Varela?-

“En realidad gran parte del año me secuestra el trabajo como periodista, y en algún momento porque soy muy ordenado me impongo horarios y listas de lectura, y eso es lo que me funciona a mí mucho más, escribir es un ejercicio que no existe sin leer, digamos que la primera obligación y el primer ejercicio que cuenta es el de leer, tienes que declararte un lector antes que un escritor, y yo creo que el espacio que más abro y con el que más peleo es el del lector y desgraciadamante, y lo digo con pena porque es mi oficio, los periodistas leemos muy poco, yo lo veo no solamente en mí, sino en esa lucha constante por leer en todos mis colegas, el periodista lee poco y es una pena porque es un oficio de letras. Mi día a día es muy sencillo, está lleno de trampas para imponerme lecturas y momentos de reflexión”. 

-¿Sobre qué lees?-

“Leo todo, mira cuando estaba escribiendo ‘Oriundo Laredo’ estaba leyendo hasta de trenes, por ejemplo me impuse a leer mucho sobre la geografía de Texas y la de Nuevio México. Ahora estoy leyendo otro tramo de autores japonenses, y luego voy intercambiando lecturas para matener fresco a lo que escribo, y eso es lo que me funciona mucho más”.

-¿Cómo te ha sentado la era digital?-

“Yo no he sentido el tránsito hacia lo digital, porque aunque no soy nativo, es decir yo empecé con máquina de escribir, ha sido una cosa natural, en la historia nunca el reto ha sido la tecnología para los periodistas, en realidad los retos del periodista son otros como mantenerse distantes del poder, luchar contra la corrupción, luchar contra el abuso de poder, exigir el respeto de los derechos de los ciudadanos, esuchar al ciudadano… esos han sido los verdaderos retos de los periodistas. Cuando ves tú la prensa mexicana y la ves en crisis es porque ha abandonado esa lucha, lo que quiero decir es que no ha sido un reto brincar hacia lo digital como escritor o como periodista porque son simples herramientas y punto”.

-¿Cuál es tu consejo para las nuevas generaciones de periodistas?-

“Lo que digo es que nosotros no somos los funcionarios, ni somos los políticos, ni somos los empresarios, no somos los actores, ni somos los cantantes… no somos la gente a la que entrevistamos, nosotros somos periodistas y tenemos que hacer lo que nos corresponde. Se equivocan los que piensen que tener dinero a raudales es parte de este oficio, nosotros no somos eso, nosotros nos juramos escuchar a la gente y eso es lo importate”.

EL DATO

> ‘Oriundo Laredo’ es la cuarta novela del escritor y periodista Alejando Páez Varela.

> Editorial: Alfaguara

> Costo: 129 pesos

> ¿Dónde se consigue?: Librerías Gandhi

> Síguelo en Twitter: @paezvarela

> Léelo: sinembargo.mx

 

 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page