Fin de Trayecto CARTA AL EXCMO. SEÑOR MINISTRO DE SANIDAD de: Abdelmalik  Mohamed Amar Presidente ASOCIACIÓN PARA LA COOPERACIÓN TRANSFRONTERIZA CEUTA

0
Sebta/contrabando: unos se "forran", otros (otras) mueren

EXCMO. SEÑOR

Con los debidos respetos y más alta consideración, nos permitimos exponer lo que sigue

Tal vez no sea de su conocimiento que por la aduana de BabSebta se introducen muchas toneladas de productos alimenticios con destino Marruecos.
Hace unos días el delegado del Gobierno en Ceuta daba cifras sobre el trasiego de mercancías por el denominado Tarajal II, un paso exclusivo para porteadores de a pie. Según el representante gubernamental  más de 7000 toneladas de mercancías habían salido en dirección Marruecos. Esta cifra se refiere única y exclusivamente al paso Tarajal II.
De lo que no dio cifras el delegado del Gobierno es de todas aquellas mercancías que entran a Marruecos mediante vehículos preparados al efecto, un número superior a 7000 vehículos. A todo esto, habría que añadir el volumen que transportan todas aquellas personas dedicadas al porteo y que no utilizan el Tarajal II por falta de cupo y que se ven obligadas a realizar su trabajo por la aduana principal.  A todos estos protagonistas dedicados en exclusiva a introducir mercancías en Marruecos, hay que sumar el cliente privado, que llega a Ceuta dispuesto a cargar el maletero de su coche con productos mayoritariamente de tipo alimentario.
El total de los flujos de mercancías con destino Marruecos podría alcanzar el montante de 400 millones de euros mensuales. Un cifra que sobrecoge, pero que nadie se sienta sorprendido, pues podría ser mucho más alta.  La alimentación ocupa un 80% de tan ingente volumen.
Sorprende que la Oficina Nacional para la Seguridad Sanitaria de productos Alimentarios (ONSSA) no tenga ninguna participación en todo este monumental movimiento de mercancías entre Ceuta y Marruecos.
ONSSA, constituida al amparo de la ley 25/08, tiene como fundamento primero proteger a los consumidores marroquíes, de modo que la alimentación de los mismos se produzca en un clima de bienestar y total seguridad para su salud, sin embargo, nada de esto se cumple en todo ese volumen de productos alimentarios procedentes de Ceuta, que acceden a Marruecos sin ninguna garantía sanitaria que los avale y certifique como aptos para el consumo.
Independientemente de esa ausencia y falta de rigor, sobresalta aún más el hecho incuestionable de que muchos productos se constituyen como miembros de familias alimentarias insanas y con grave riesgo para la salud.
Vemos contenedores a diario llenos de bebidas energéticas con un precio inferior a 20 céntimos de euro, así como un gran número de productos que llaman la atención  por su bajo precio y que distorsiona cualquier concepto de buenos hábitos alimenticios, ya sea para niños, jóvenes, adultos o personas mayores.
Ceuta se ha convertido en una excelente plataforma para comercializar productos extravagantes y de escasa calidad con destino Marruecos, todo ello sin que nadie diga o examine si tales productos son perjudiciales o beneficiosos para la salud de los marroquíes.
La Asociación para la Cooperación Transfronteriza  Ceuta (ACTC) tiene como fundamento relanzar la cooperación trasfronteriza entre Ceuta y las ciudades colindantes  en todos sus términos, todo ello inspirado en un humanismo solidario, siempre pensando en que “el otro debe existir para que yo exista”.
Nos  causa sobrecogimiento observar cómo los consumidores marroquíes no se detienen a valorar los perjuicios para su salud que pueden desencadenarse por el consumo de productos sin garantía suficiente.
Por todo lo expuesto, y con los debidos respetos y más alta consideración, pedimos a su serena intervención para que imparta las instrucciones necesarias, de modo que la seguridad alimentaria en la aduana de BabSebta se constituya como norma incuestionable para todos los consumidores marroquíes.
Atentamente,
 Abdelmalik  Mohamed Amar
Presidente
ASOCIACIÓN PARA LA COOPERACIÓN TRANSFRONTERIZA CEUTA