Crónica internacionalFeatured

« Vela en la obscuridad » Cataluña u otro quebradero de cabeza menos… para Rajoy

Todo lo que estaba previsto por los ingenieros del gobierno central está en marcha, lo que justifica el silencio y el NO al diálogo de Mariano Rajoy. Todo estaba orquestado desde el primer momento. Objetivos claros: aplicar el 155 ya,  para Cataluña.

Imrani Idrissi Hamid, experto en materia de pôlitica interior española
El reloj ha empezado a moverse esta misma mañana con el Consejo Extraordinario de Ministros,  dónde se redactarán las medidas detalladas a acometer en Cataluña. Estas se enviarán al Senado. Como mínimo éste debe reunirse dos veces para  recoger las alegaciones por parte del Parlament de Cataluña, donde incluso el propio Puigdemont  podría ir acudir a defender  sus argumentaciones.  Todo ello requiere unos días más para la reunión del Consejo de Ministros y otros más para que salga publicada en el BOE la aplicación del artículo 155 para su completa activación.
Aunque solicitada firmemente desde hace tiempo por la línea más rígida del PP, la aplicación del artículo 155 de la Constitución supone la mayor crisis en España desde hace 40 años. Hoy se ha apretado el “botón rojo” que confirma un fracaso colectivo. Rajoy arrastra los pies hacia su aplicación y desde su gobierno, y con el apoyo de PSOE, plantean elecciones anticipadas para enero.
Y nos preguntamos: ¿Hay tiempo suficiente para organizar estas elecciones? ¿Con qué sentido se organizan si ya Cataluña goza de unos gobernantes elegidos democráticamente en las urnas? Si los tres “cadáveres políticos” en Cataluña (PP, PSOE y Ciudadanos)  son capaces de conseguir una mayoría absoluta para gobernar en dos meses, ¿cómo es que actualmente el PP tiene un único representante en la alcaldía de un municipio de 453 habitantes y Ciudadanos ninguno, y dónde el PSOE está en continuo derribo en número de escaños?
Esta misma mañana, el ex ministro de Industria  y Energía de España, Joan Majo, histórico dirigente socialista, ha comunicado al primer Secretario del PSC, Mikel Iceta,  su intención de darse de baja  del partido por el apoyo del PSOE al 155 en la crisis catalana: “No puedo aceptar el papel que está haciendo la dirección del PSOE en Madrid y en Bruselas, ni el silencio del Partido Socialista Catalán al respecto” “No acepto que mi partido se pueda seguir considerando un partido hermano de un partido que ha decidido adoptar a nivel de estado posiciones de pleno apoyo al actual gobierno español”  han sido sus declaraciones, recogidas por varios medios, son las primeras reacciones  tras el anuncio de aplicación del este controvertido artículo.
El partido Podemos suspende su asistencia a la Comisión Territorial del PSOE por aplicarse este mismo artículo.
Igualmente, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, presidenta de “Barcelona en comú”, se plantea romper con el PSC por su apoyo al artículo 155.
Y en última hora, los socialistas catalanes han expresado su rechazo a la aplicación del 155 en Cataluña. De hecho, la portavoz adjunta del PSC en el Parlament, Alicia Romero, ha opinado que los socialistas catalanes “no apoyan la aplicación del 155 y no darán un cheque en blanco al PSOE en el senado, hasta ver qué medidas se acuerdan” (“El periódico” 21/10/17)
Si el resultado de estas elecciones  confirmara  el mapa político actual de Cataluña ¿cuál será la respuesta del gobierno central y sus aliados? ¿O ya se está  diseñando algún proyecto  para prohibir la participación de los partidos independistas en un futuro y que anulará esta posibilidad? Si esto sucediese, ¿No se amenaza con lanzar por los aires el argumento de las autonomías?
Ante la insistente declaración del gobierno de Rajoy en  no negociar con los que no respetan la ley, la ciudadanía también se pregunta: ¿Si se sentaron a negociar con grupo totalmente ilegal y terrorista,  ETA, qué les impide hacerlo con un gobierno elegido democráticamente? ¿Con que cara habla el PP de legalidad cuando se ha demostrado que financian sus campaña electorales con dinero negro y cajas B del partido? ¿Qué se espera de un partido que a martillazos destruye pruebas que puedan involucrarlos aún más en la corrupción más descarada?
La vuelta a la legalidad que reclaman al Govern Catalán sin duda podría empezar por la vuelta a la legalidad del propio Partido Popular.
Declaraciones de Joaquín Bosch Grau,  magistrado y jurista español, portavoz de la Organización Jueces para la Democracia (2012-16): “Se acaba el juicio de Gürtel, el caso más grave de corrupción y eso pasa desapercibido por razones misteriosas. Quizá no sean tan misteriosas”
Estamos acudiendo a situaciones verdaderamente extrañas, como es el registro ayer mismo, por parte de la Guardia Civil al Centro de Comunicación de la Generalitat, o la puesta en prisión incondicional para los presidentes de ANC y Òmnium Cultural, acusados de un delito de sedición, o el ataque a las puertas de su vivienda  la noche de este 18 de octubre por una veintena de miembros del grupo de ultraderecha España 2000 a la vicepresidenta, portavoz y consejera de Igualdad de Política Inclusiva de la Generalitat Valenciana por Compromis, Mónica Oltra, acción aplaudida por el PP y los medios más cercanos a él, comparándolo con los escraches que se organizaban por la asociación popular PHA (Plataforma de Afectados por la Hipoteca)  que se manifestaban con sus carteles de STOP desahucios ante  a los dirigentes populares. Estos ultras cubrían sus rostros con las caretas de la película “Scream” usada por su psicópata protagonista, todo ello cuando la política valenciana se encontraba en casa cenando con sus hijos pequeños.
En un clima de incertidumbre ante sucesos que sin duda marcarán un antes y un después en la historia de España,  donde determinados grupos empiezan a radicalizarse en sus posturas, nace “ En Peu de Pau”  (En Pie de Paz) una iniciativa social para coordinar las movilizaciones pacíficas en Cataluña, promotores de la cultura de la paz, intelectuales, dirigentes juveniles y activistas, que constatan que la represión contra el soberanismo va en aumento y deciden crear un espacio para reforzar y ampliar la cultura de movilizaciones ciudadanas, estrictamente no violentas en su actuación en los días y semanas que vendrán.
En el ambiente que se respira ante esta crisis hay preocupación, otra gente está  angustiada, hay gente ilusionada y hay gente muy enfadada… son muchos los sentimientos que se entremezclan. La  opinión pública se encuentra dividida ante informaciones  y planteamientos que parecen pretender más aún la división que el acercamiento de posturas.
Es triste y lamentable que dos millones de catalanes confundan “queremos irnos de Rajoy” con “queremos irnos de España”.
Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page