“Vela en la obscuridad” ¿Cuándo acabará esta farsa?

0
Mokhtar Gharbi periodista-T&nger

El ex presidente del gobierno español, Zapatero, afirmó clara y oficialmente en una ocasión, que Marruecos participa honestamente en garantizar la seguridad del pueblo español y la estabilidad de España. También afirmó y reconoció que la prensa española, ha cometido graves errores durante la cobertura de los hechos de Laayoune (noviembre 2010).

Ahora, no nos sorprende que, tanto el Polisario como sus aliados y su ejército en la prensa española, inventan cualquier cosa, dicen cualquier mentira o  falsificar cualquier hecho para atentar contra la seguridad de los marroquíes y la estabilidad de su nación.
Si Argelia manipula a todos, les presentamos las siguientes informaciones y datos, que hablan por sí mismos, respondiendo a sus lágrimas de cocodrilo derramados por los derechos humanos y no sé que más:
* Los resultados de la intervención de los militares de Argelia en las elecciones de 1992, dieron el exilio de 17.000 argelinos, la detención de medio millón, el secuestro de 20.000 personas, que no se sabe su paradero hasta el momento, el asesinato de 200 mil inocentes, además de 30.000 viudas y dos millones de huérfanos, que forman más de tres veces los habitantes de Sahara marroquí.
* La zona de Tendouf, donde se acampan los retenidos  saharauis marroquíes, ha sido durante toda la historia de Marruecos, integrada como una parte de Marruecos, hasta 1960 cuando Francia la integró en el territorio argelino junto a otras partes.
* Argelia se gastó una suma de 200 mil millones (200.000.000.000) de dólares durante 35 años, sólo en el conflicto de Sahara marroquí, para mantener y cubrir las ventas de armas para el polisario, sobornar a los estados y sus dirigentes, formar las asociaciones propolisario, sobornar los medios de comunicación, entre ellos algunos de la prensa y los periodistas españoles, financiar las necesidades, viajes y hoteles de cinco estrellas, de la cúpula del polisario, organización de los foros y un sin fin de actividades.

Frente a este derroche de los bienes de los argelinos, éstos últimos viven en miseria, desempleo y muchos problemas sociales y económicos. El asunto del Sahara no es más que un comercio rentable para la cúpula del polisario y algunos militares de Argelia, ni más ni menos. Nadie le interesa los sufrimientos de los saharauis marroquíes secuestrados en Tendouf.
Parece que algunas veces, para entender la postura de cualquier elemento en la sociedad española, en el tema de Sáhara Marroquí, entre los cuales las asociaciones propolisario y el conjunto de los medios de comunicación españoles, no es suficiente recurrir sólo a la política y a la historia, sino hay que pedir socorro a las tonterías de Freud.
 Parte de la prensa española, el polisario, Argelia y otros, ya están fuera de la ecuación, o, como se dice, fuera del juego, por alterar las reglas, en este caso, morales y profesionales. Ahora sólo hay un componente y un elemento en el juego, los otros son simples espectadores, que tienen que sacar su billete para presenciar el juego.
Un colega de la profesión periodística, dijo, y con razón, que las relaciones de buena vecindad, colaboración y confianza, deben de ser una política de estado y no de partidos ni de sociedad. Confesamos que así como se entendió aquí, aunque con un sorbo de hipocresía.
    Los marroquíes no llevan ningún rencor sistemático contra los españoles, como éstos la llevan contra Marruecos y los marroquíes.
Los españoles deben y tienen que comprender la realidad del asunto del Sáhara Marroquí para librarse de sus ilusiones fantásticas y dejar que los marroquíes se ocupen de sus asuntos y obligaciones y esta es misión de la prensa y medios de comunicación de Marruecos.