« Vela en la obscuridad » En una Carta al titular de su ministerio El Rey Mohamed VI insta a la reforma del Habús

0
El rey Mohamed Vi insta a la reforma del Habús

El rey Mohammed VI envió una carta al Ministro de Habús y Asuntos Islámicos y al Presidente del Consejo Superior de Control Financiero de Habús, con su orientación sobre la continuación de la reforma del Habús público, según un comunicado del Gabinete Real, cuyo texto es como sigue:

 « Como parte de la constante solicitud que SM el Rey Mohammed VI, comandante de los fieles, que Dios lo ayude, rodea el campo religioso y, especialmente, el sector de Habús, Su Majestad el Rey, que Dios lo ayude, ha tenido a bien enviar una carta al Ministro de Habús y Asuntos islámicos y Presidente del Consejo Superior del control financiero de Habús, sobre una nueva reforma de Habús público el efecto de su conservación, valorización y su buena gestión, y esto habida cuenta de sus nobles objetivos y su gran contribución al desarrollo económico y social de nuestro país, además de su simbolismo espiritual y su lugar en el campo de las obras de caridad y la consagración de la solidaridad social .
 Con esta ocasión, partiendo de sus prerrogativas religiosas y constitucionales, Amir Al Mouminine, recordó las iniciativas emprendidas por el Soberano para promover la institución del Habús, tanto en su marco legal como en sus mecanismos de gestión, monitoreo, incluido el código de Habús y la creación del Consejo Superior de Control Financiero de Habús.
 El soberano afirma especialmente en su carta que « Para alcanzar este objetivo, deseamos recordar de antemano los objetivos fundamentales de esta reforma, a saber, la preservación de la propiedad de los habitantes públicos, el aumento de su rentabilidad y su promoción para garantizar una mayor contribución al desarrollo sostenible del país, de conformidad con las disposiciones del Código y el espíritu de Habús».
De esta forma, el rey tuvo a bien dar las siguientes instrucciones:
1- Invitamos a la Administración que se encarga de esta institución a elaborar un proyecto de estrategia a largo plazo para la modernización de sus métodos de gestión, cuyo proyecto será presentado a Nuestra Alta Apreciación en un plazo de seis meses. Este proyecto debe desarrollarse en un contexto que tenga en cuenta las limitaciones y las oportunidades. Del mismo modo, este proyecto debe ser lo suficientemente detallado en términos de los objetivos que deben alcanzarse, los recursos movilizados y el resultado cualitativo que debe lograrse al establecer un calendario preciso de ejecución.
Esta estrategia debe incluir entre sus prioridades un inventario definitivo de todos los activos públicos, además de las medidas que se tomarán para su preservación, tanto legal como materialmente.
Esta estrategia debería, además, basarse en una política ambiciosa y realista con el objetivo de promover y mejorar las habilidades públicas, asegurando que todos los proyectos estén a su favor.
  1. Después de la aprobación por Nuestra Majestad, esta estrategia debería ser una referencia obligatoria para la administración de Habús encargada en el momento de la preparación de los presupuestos anuales, así como el Consejo Supremo para el control de Habús y finanzas públicas en las evaluaciones periódicas que lleva a cabo.
3- Para la opinión del Consejo Superior de control financiero de los Habús públicos, en relación con el cumplimiento de la Sharia, son vinculantes para la administración que se encarga de la gestión de los Habús públicos, que ahora deben ser presentadas a la aprobación del Consejo Superior de Ulemas, que debe informar a la Administración Habús y al Consejo encargado  del control de su decisión.
4 – La administración del Habús público debe cumplir estrictamente con los procedimientos y medidas relacionados con la organización presupuestaria, financiera y contable, así como con los relacionados con el gasto público.
5- La administración responsable de la gestión del Habús público debe cuidar de aprovechar al máximo los comentarios y las recomendaciones del Consejo Supremo de auditar las finanzas públicas que provienen de las operaciones de auditoría y evaluación de las cuales es responsable de corregir las disfunciones y deficiencias encontradas.
6- El Consejo Supremo de Auditoría del Habús público debe, desde ahora en adelante, adoptar la regla de oposición en su informe anual presentado a Nuestra Alta Atención, que incluye una parte consagrada a las respuestas del Ministro encargado de Habús.
Al final de esta carta real, el Rey pide al Ministerio Habús y al Consejo Superior de Auditoría de Habús que trabajen juntos como socios ejemplares en un clima de plena cooperación para promover el Habús público y tener éxito en el trabajo de reforma y modernización que esta auténtica institución conoce.
El Monarca hizo hincapié también en la necesidad de respetar las directrices contenidas en esta carta, pidiendo su aplicación inmediata e informar al Soberano de los resultados de los informes anuales sobre ella, sabiendo que las modificaciones necesarias que deban introducirse en el mecanismo jurídico que de ellas depende serán publicadas próximamente.