“Vela en la obscuridad” La decisión de romper relaciones diplomáticas con Teherán está a la medida de gravedad de actos del Hezbolá, apoyado por Irán y que amenaza la seguridad de Marruecos (Burita)

0
París  -Map

La decisión de Marruecos de romper sus relaciones diplomáticas con Irán, está a la medida de la gravedad de los actos del Hezbolá, apoyado por este país y que amenaza la seguridad del Reino, afirmó el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional Nasser Buirita, asegurando que Marruecos, que tiene pruebas irrefutables, no se tomaría la molestia de presentar un dossier a Teherán si éste no fuera sólido.

La decisión de romper relaciones diplomáticas con Teherán está a la medida de gravedad de actos del Hezbolá, apoyado por Irán y que amenaza la seguridad de Marruecos (Burita)
“El dossier fue minuciosamente preparado, durante semanas, sobre la base de datos recogidos y cotejados durante varios meses. Recapitula hechos probados y precisos: fechas de las visitas de altos mandos del Hezbola a Argelia; fechas y lugares de reuniones que celebraron con responsables del Polisario; lista de nombres de agentes implicados en estos contactos”, explicó en una entrevista concedida al semanario internacional “Jeune Afrique” que se publicará el domingo, señalando que Marruecos no tomó su decisión sino cuando todos los elementos fueron estudiados, verificados y confirmados.
 El ministro informó que desveló a su homólogo iraní nombres de altos mandos del Hezbola que viajaron en varias ocasiones a Tinduf a partir de marzo de 2017 para reunirse con dirigentes del Polisario, e incluso supervisaron entrenamientos y el establecimiento de instalaciones.
Se trata, particularmente, de Haidar Sobhi Habib, responsable de las operaciones exteriores de Hezbolá, Ali Mussa Dakduk, consejero militar de esta organización, y de Haj Abu Wael Zalzali, responsable de la formación militar y logística, precisó.
Burita afirmó, también, que es la embajada iraní en Argel que aseguraba la comunicación entre el Hezbola, Argelia y el Polisario, a través de su “consejero cultural”, Amir Moussawi, quien ya fue un hombre clave de la tentativa de “difundir la doctrina chií” en varios países árabes y africanos y que es hoy consejero para las cuestiones estratégicas del “Guía Supremo” Ali Jamenei.
El ministro señaló, también, que además de su bendición, Argelia faclitó la cobertura, el apoyo y el respaldo operativo, precisando que algunas reuniones entre el Polisario y el Hezbolá se celebraron en un “escondite” en Argel muy conocido por los servicios argelinos, alquilado a una cierta “D. B.”, argelina casada con un cuadro de Hezbola, y convertida en agente de enlace del Hezbolá, en particular con el Polisario.
Ninguno de los nombres o los hechos presentados fue cuestionado por el ministro iraní de Asuntos Exteriores, afirmó.