« Vela en la obscuridad » La decisión de romper relaciones diplomáticas con Teherán está a la medida de gravedad de actos del Hezbolá, apoyado por Irán y que amenaza la seguridad de Marruecos (Burita)

0
París  -Map

La decisión de Marruecos de romper sus relaciones diplomáticas con Irán, está a la medida de la gravedad de los actos del Hezbolá, apoyado por este país y que amenaza la seguridad del Reino, afirmó el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación Internacional Nasser Buirita, asegurando que Marruecos, que tiene pruebas irrefutables, no se tomaría la molestia de presentar un dossier a Teherán si éste no fuera sólido.

La decisión de romper relaciones diplomáticas con Teherán está a la medida de gravedad de actos del Hezbolá, apoyado por Irán y que amenaza la seguridad de Marruecos (Burita)
« El dossier fue minuciosamente preparado, durante semanas, sobre la base de datos recogidos y cotejados durante varios meses. Recapitula hechos probados y precisos: fechas de las visitas de altos mandos del Hezbola a Argelia; fechas y lugares de reuniones que celebraron con responsables del Polisario; lista de nombres de agentes implicados en estos contactos », explicó en una entrevista concedida al semanario internacional « Jeune Afrique » que se publicará el domingo, señalando que Marruecos no tomó su decisión sino cuando todos los elementos fueron estudiados, verificados y confirmados.
 El ministro informó que desveló a su homólogo iraní nombres de altos mandos del Hezbola que viajaron en varias ocasiones a Tinduf a partir de marzo de 2017 para reunirse con dirigentes del Polisario, e incluso supervisaron entrenamientos y el establecimiento de instalaciones.
Se trata, particularmente, de Haidar Sobhi Habib, responsable de las operaciones exteriores de Hezbolá, Ali Mussa Dakduk, consejero militar de esta organización, y de Haj Abu Wael Zalzali, responsable de la formación militar y logística, precisó.
Burita afirmó, también, que es la embajada iraní en Argel que aseguraba la comunicación entre el Hezbola, Argelia y el Polisario, a través de su « consejero cultural », Amir Moussawi, quien ya fue un hombre clave de la tentativa de « difundir la doctrina chií” en varios países árabes y africanos y que es hoy consejero para las cuestiones estratégicas del « Guía Supremo » Ali Jamenei.
El ministro señaló, también, que además de su bendición, Argelia faclitó la cobertura, el apoyo y el respaldo operativo, precisando que algunas reuniones entre el Polisario y el Hezbolá se celebraron en un « escondite » en Argel muy conocido por los servicios argelinos, alquilado a una cierta « D. B. », argelina casada con un cuadro de Hezbola, y convertida en agente de enlace del Hezbolá, en particular con el Polisario.
Ninguno de los nombres o los hechos presentados fue cuestionado por el ministro iraní de Asuntos Exteriores, afirmó.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here