“Vela en la obscuridad” La realidad y la administración de los sitios de oración en Sebta

0

Redacción de Tánger.- Infomarruecos/Conacentomarroquí

   Según los datos aportados por medios españoles, Marruecos tiene a su cargo 15 mezquitas y 16 salas de oración habilitadas en la ciudad de Sebta, y subrayan que “la ciudad reúne más sitios para orar que las cercanas localidades de Mdiq, Fnidak y Martil juntas, tres ciudades con una superficie aproximada de 240 kilómetros cuadrados y 350.000 habitantes, todos ellos musulmanes. El número de ceutíes musulmanes ronda los 40.000 en una ciudad de 19 kilómetros cuadrados”, (desde luego los sitios de oración en las tres localidades son mucho más en número de lo señalado en estos datos).  

Según los datos aportados por fuentes españolas: “El gran número de mezquitas y salas de oración en Sebta tiene su origen en la iniciativa privada y entidades religiosas (se calcula que hay en torno a 55), un pensamiento que demostró estar equivocado, pues construir una mezquita o habilitar un espacio para el rezo colectivo no es tarea imposible, al menos en Sebta (en Marruecos ese tipo de iniciativas debe contar con la autorización del Ministerio de Asuntos Musulmanes), sin embargo, mantenerlo y dotarlo de estabilidad que todo templo religioso exige es cosa mucho más complicada”.
    También el asunto económico influye de forma determinante, pues los gastos corrientes y los salarios de las personas que han de atender el sitio son muy importantes y exigen capacidad y estabilidad presupuestaria.
    “Así, todos los particulares y todas aquellas asociaciones que promovieron la construcción de mezquitas y salas de oración tuvieron que aceptar la realidad del día a día, por lo que no quedó otra que llamar a las puertas de Marruecos para que echara una mano”.
      El Ministerio de Habús y Asuntos Islámicos de Marruecos es muy ordenado y respetado en todo el mundo, ya que fue pionero en establecer pautas definidas en la formación de imames, siendo en la actualidad una fábrica de imames para todo el mundo, tanto es así que muchos países occidentales confían a Marruecos la administración y nombramiento de los imames de las mezquitas en sus territorios.
     “A la llamada de socorro desde Ceuta, Marruecos respondió exigiendo que se realizaran ciertas obras en algunas mezquitas y salas de oración para que cumplieran con las exigencias mínimas que establecen los programas del Ministerio. Asimismo, exigió el control administrativo y espiritual de todos los puntos de oración que pidieron ayuda”
    El ministerio marroquí de asuntos islámicos hace frente a los gastos de 31 puntos de oración en Sebta el cálculo aproximado de personal adscrito al Ministerio ronda los 125. Son imames, sus segundos, muecines, encargados de la oración diaria, mantenimiento, etc. La partida económica que debe destinar el Ministerio para estos Recursos Humanos excede de los 700.000 euros anuales. Otra partida importante es la de los gastos corrientes.
    “El Ministerio dispone de una Comisión que estudia y valora la capacidad de los imames, su pensamiento filosófico y su orientación espiritual, de modo que sin su visto bueno, ningún imam podrá dirigirse a ningún tipo de público. Sebta, por ejemplo, tiene asignado un perfil de moderación máximo, atendiendo a su realidad social”.
    El objetivo del Ministerio no es otro que dotar a los centros de oración de estabilidad y total normalidad en su funcionamiento, ya que tienen que estar preparados durante cinco veces al día y durante todo el año, por lo que uno de los objetivos del Ministerio es que todo musulmán que lo desee pueda profesar su fe de forma serena y tranquila siempre que lo desee.
    “Otra partida importante es la de los gastos corrientes. La electricidad, por ejemplo, ronda los 200.000 euros. El agua, 120.000 euros. El mantenimiento, 130.000 euros. Los gastos sobrevenidos se calculan en torno a 95.000 euros”.