América LatinaCrónicasFeatured

Venezuela: nombran canciller a un dialoguista con poca margen de acción personal Por Hassan Achahbar

Latinoamérica

El hispano-venezolano, Félix Plasencia, hijo de canarios y muy allegado al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), es desde el 19 de agosto canciller del presidente venezolano Nicolás Maduro. El diplomático de carrera, con fama de dialoguista y experto en negociación internacional, sustituye en el cargo al soberbio Jorge Arreaza (yerno del expresidente Hugo Chávez), quien norteó la diplomacia bolivariana desde 2017 con pésimos resultados.

Félix Plasencia ha sido viceministro de relaciones exteriores para Asia, Oriente Medio y Oceanía, ministro de turismo en 2019 y embajador en China, entre noviembre de 2020 y agosto de 2021. El cambio al frente del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores (MPPRE) es parte de una nueva repartición de cuotas de poder en el gabinete ministerial y es también una señal de renovación y apertura de un régimen fóbico y anquilosado.

Apenas instalado, Félix Plasencia protagonizó una agenda de múltiples contactos con sus pares de países amigos de América Latina y El Caribe, Europa y Asia y encuentros con diplomáticos acreditados en Caracas, “en aras de fortalecer y avanzar en la cooperación entre naciones”, según informó la prensa oficial.

En esta línea, sostuvo el 1 de septiembre una conversación telefónica con su homólogo iraní Hosein Amir Abdolahian, durante la cual ambos reafirmaron su compromiso de afianzar y expandir las relaciones bilaterales. Es notorio que Irán se ha sumado con fuerza a Cuba como pieza clave en la toma de decisiones de importancia geoestratégica del presidente Nicolás Maduro para encarar las presiones de la administración de Estados Unidos.

“Caracas y Teherán tienen un futuro inmenso de construcción de trabajo”, afirmó el flamante canciller que también instó a coordinar con  Irán una agenda de trabajo común en función de la sesión de este mes de septiembre de la AG de Naciones Unidas y de la próxima reunión ministerial del Movimiento de los No Alineados (Mnoal), en Belgrado, reportó el sitio Web del canal oficial Venezolana de Televisión (VTV).

Tres días después de su conversación con el canciller del país persa-chiita, Félix Plasencia se movió del lado del grueso de la comunidad islámica, escogiendo, simbólicamente, la Gran Mezquita Ibrahim Al-Ibrahim de Caracas para un encuentro con los diplomáticos de países musulmanes residentes en Caracas.

“Invitado por la comunidad musulmana de Venezuela visité la Mezquita de Caracas, donde compartí con fieles, personal directivo y Embajadores de Arabia Saudita, Argelia, Indonesia y Malasia. Países amigos con los que intercambié un mensaje de paz y solidaridad entre los pueblos”, twitteó el 4 de septiembre. 

Acudieron a la cita los embajadores Jamal Ibrahim Nasef, de Arabia Saudita; Gaouthi Benmousset, de Argelia; Imam Edy Mulyono; de Indonesia, y Muzafar Shah Mustafa, de Malasia, pero faltaron muchos otros de Oriente Medio, Asia y África. También faltó el plenipotenciario y extraordinario de la gran amiga “República Saharaui”.  

El nuevo canciller no pertenece al núcleo duro del chavismo. Goza no obstante, del apoyo del clan de los hermanos Rodríguez, uno de los principales que integran la selectiva cúpula de poder. Ha sido colaborador de Delcy Rodríguez, la ex-canciller y actual vicepresidenta designada de la República. También es respaldado por Jorge Rodríguez, hombre de confianza del presidente Maduro (y de Cuba) y actual presidente de la Asamblea Nacional y jefe de la delegación chavista en la nueva ronda de negociaciones con la oposición, en México.

Los hermanos Rodríguez acumularon un enorme poderío político y económico durante los mandatos de Hugo Chávez (1999-2013) y Nicolás Maduro (desde 2013) y tejieron estrechos vínculos con las grandes familias políticas y empresariales de la muy activa comunidad sirio-libanesa del país.

Además, Félix Plasencia cuenta con la ventaja de no estar incluido en la larga lista de altos funcionarios chavistas, indeseables en Estados Unidos y países de la Unión Europa, pero tiene poco margen de maniobra en un equipo de gobierno compacto como el venezolano, donde prevalece la disciplina autocrática.

Fuente: Notilamar

Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page