CrónicasFeaturedLas cosas lo que son

Virus corona: La “inquietud” occidental

La calma prudente

 El coronavirus ya ha dejado 636 fallecidos y supera los 31.000 infectados en China y mucho suspense, psicosis y psicología del rumor fuera de ella, especialmente en Occidente. Se habla de 9 600 casos (hasta el jueves pasado) en los 20 puntos de nuestro planeta.

 8 de diciembre de 2019: se dio a conocer al primer paciente que desarrollaba síntomas del coronavirus de Wuhan. Desde entonces ya ha pasado el primer mes de la pandemia y China no registra síntomas de, ni debilidad ni de rendición a la evidencia y esto es precisamente la principal preocupación de Occidente que, como Trump, comienza a derramar lágrimas de cocodrilo.

Sería un secreto de Polichinela afirmar que no pocos países occidentales, a su frente Estados Unidos esperaban/esperan el colapso cuando no la agonía del gigante asiático.

Un mes, después de que en ningún momento nadie propuso su ayuda p su contribución a excepción de algunos países de “a pie”, comienzan a hablar de ayuda y de otras mil hipocresías.

China se despertará como se había despertado mil veces. Los que frotaban las manos no solo se equivocaron, sino mostraron que con su monumental error ni conocen al mundo ni tienen noción de la solidaridad preventiva: si ves el pelo de tu amigo cortarse, moja el tuyo, reza el sabio refrán marroquí.

Finalmente, China y no sus “felices” detractores, descubrirán que el enemigo era el coronavirus y no los chinos.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page
Fermer
Fermer