Cronica desde TindufFeatured

Vitoria/Pese a la intolerancia del Polisario De Tinduf a Layun: la ruta de la dignidad

De Vitoria a Layun

 

No importa quién soy ni cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana en Nouakchut, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a   llegar .

Como era de esperar, en Vitoria, considerada como feudo del Polisario y sus disidentes, los verdaderos y los argelinizados, la proyección de un documental sobre los crímenes del Polisario en los campamentos de Tinduf ha s acudido la memoria y la conciencia generales.

Los que conocían la realidad en los campamentos se han visto reforzados en sus acusaciones. Los que la ignoraban la acaban de descubrir. Ni los contingentes de mercenarios ni los sobornos de rigor resistieron ante la verdad y el derecho. Imágenes que lo ilustran y dicen todo.

De Tindouf a Layun: camino de la dignidad y de Vitoria a Layun, ruta de la verdad. No hay peor sordo que el que no quiere escuchar o peor ciego que el que no quiere ver.

Los secuestrados en el gulag de Tinduf tenemos apoyo y no estamos solos: Es cuestión de tiempo y de paciencia…

En Vitoria o en otra parte del mundo, nada es más imposible que ocultar el sol con un tamiz.

Hoy es Tinduf Layun, mañana será del mundo al Sahara marroquí: la vía del realismo y de la salvación.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page