CrónicasCulturaFeaturedFin de Trayecto

Aprensiva Alí Valiyev (1901-1983) Azerbaiyán

Tribuna infomarruecos.ma

Hace cincuenta y cinco años, quiero contar la historia que me pasó cuando tenía diecisiete años. Nuestro pueblo está al pie de la flor de la montaña, el frente fluía el río Bazar. Aunque tenemos la vida dura y era difícil vivir, no estabamos cansados de la agricultura y de trabajar. Estos fueron útiles para plantar: toro, correa, “avachas”. Todos tendrían un par de torres enganchados al par, y habría dos remas. Esto significaba que durante dos días su campo tuvo que ser labrado a cambio de un toro. La correa que se podría alargar para los cuatro toros, daban dos “avachas”.

Yo iba a labrar acompañado por Isfendiyar a quien conocía muy bien y respetaba más en el pueblo. Enganchaba dos toros en el arado, usaba la cadena en vez de la carrea que mi padre había llevado desde Bakú, y montando los toros del llamado « bajo el mando », haciendo diferentes movimientos para transmitir cuatro bueyes, cantar diferentes canciones, cantar “bayatí “y holbol. Mientras tanto, ganaba ocho “avachas”, en vez de esto sembraba las semillas, labraba, tratando de no quedarme atrás del vecino. Había una regla en la arada: el dueño, con quien trabajábamos, tenía que darnos la comida y llevar cuatro sacos de trébol por los ocho toros, asi que los animales tenían que comer.

El autor:

Famoso escritor y periodista, condecorado como Héroe Socialista del Trabajo. También le fueron otorgadas las “Orden del Trabajo de la Bandera Roja”, “Orden de la Insignia de Honor”, “Orden de Lenin” y el Premium de honor de la Presidencia del Soviet Supremo de la URSS. En el año 1931 se graduó la Facultad de Pedagogía de Darulfunun Estatal de Azerbaiyán.  Su producción literaría comenzó durante sus años de estudio. Entre los años 1933 y 1941 fue redactor del periódico “Puerta Oriental”. Más tarde, en los años 1950 y 1954 fue secretario de la Unión de Escritores, y en 1959 trabajó como Jefe de redacción de la revista “Azerbaiyán”, y un poco más tarde también desempeño esa tarea en el periódico de “Comunista”. Fue el autor de decenas novelas e historias como  “Gulshán”, “Está humeando el samovar ”, “Sierras Nevadas”, “los amigos del corazón”, “Historias de la fuente”, “Constancia”, “Un par de estrellas”, “De flores”, “Madre e hija”, “Camino que va a Turachlí”, “Banda de grullas”, “El héroe”, “Los recuerdos de la rama”, “Las estrellas del tiempo”, “El hombre preocupado” y “Los días pasados”. Muchas de sus obras han sido traducidas a muchas lenguas. En 1950 inspirándose en la obra “Gulshán” se representó un ballet compuesto por S. Hajibeylí en el Teatro de Ballet y Opera de Azerbaiyán, y en 1953 un espectáculo en el Gran Teatro de Taskent a nombre de A. Navaí. En el año 1952 fue galardonado con el Premio Estatal de la URSS.

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page