Buenas noches Marruecos Revelaciones de la 28 Cumbre de la UA

0
Said Jedidi es Embajador de la Paz por el Circulo Universal de embajadores de la paz y presidente nacional de la Union mundial de escritores en espanol

Afortunada o desgraciadamente para entrar a la sede de la Unión africana en Adis Abeba no se efectúan los alcotest, si no, el presidente de Zimbawé, cuya oposición, mayoritaria en el país le ha advertido mil veces contra su servil actitud respecto a Argelia y África del Sur, nunca hubiera podido acceder a esta sede y todos ustedes saben por qué.

Les voy a explicar el por qué de esta réplica. Durante el debate en la reciente Cumbre de la UA ni Argelia ni África del Sur, menos aun los que giran en su órbita eran capaces de “dar la cara” cuando el nuevo presidente en ejercicio, el guineano, Alpha Condé les preguntaba sobre su posición respecto a la vuelta de Marruecos. Al primer ministro argelino Abdelmalek Sellal a quien el nuevo presidente en ejercicio le pidió que expresara “oficialmente” su oposición a esta vuelta de Marruecos, no se atrevió a responder ni a acatar la solicitud del presidente Condé.

Solo Robert Mugaba en un más que dudoso estado se presento voluntario para proferir las más rabiosas injurias contra el reino.

Nadie le respondió porque todos conocían su desenfrenada afición a las “castañas”. De hecho pocas palabras sobre el tema y comenzó a confundir la velocidad y el tocino.

Argelia y África del Sur comprendieron entonces que para hacer frente a la avalancha de apoyos, simpatías y consideraciones hacia Marruecos se necesitaba algo más y mejor que Mugabe.

¡Noble Marruecos! ni siquiera ha respondido y en su corrección proverbial ante propios y extraños ha ganado la simpatía de todos… o casi todos.