Cronica desde Tinduf

Campamentos: En Tindouf mueren solo los “de a pie”

 

 Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… excluyente, selectiva y casi exclusivamente con una Ínfima parte de los saharauis. 

Ayer algunos miembros de la familia del difunto anunciaron la muerte de Ahmed Boujari, hasta su fallecimiento (oficialmente) representante de la banda del Polisario en Nueva York.
Ni la cúpula polisarista ni las autoridades tutoras argelinas juzgaron conveniente anunciar la muerte de unos de sus más importantes cabecillas Tuvo que ser su familia… en Bilbao,  es que los caciques del Polisario viven ni mueren en Tinduf como nosotros.
En Bilbao, o en Vitoria o en otra parte de esta Europa, convertida en destino predilecto para vivir y disfrutar de los dirigentes del Polisario, ninguno de los cuales soporta ni puede soportar el duro clima del desierto porque…En las capitales europeas o americanas viven, “crecen” se enriquecen y… mueren.
Y nosotros, aquí en estos campamentos  donde nos debemos conformarnos con las migajas que les sobran para mantenernos vivos y servirse de nuestras lagrimas y de nuestros sudor.
Ellos creen que han nacido con estrella y nosotros estrellados. Ellos saben dónde vivir, como vivir y de qué manera deben morir. Nosotros, condenados a vegetar en estas tiendas de campaña y en estas tierras inhóspitas de otros…
 

 

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page