CrónicasFeaturedLas cosas lo que son

Coyuntura La lección del coronavirus

Reflexión

 El L’OBS escribía ayer que “Compartir conocimiento científico, una clave para poner fin a la crisis”. Es cierto.

Lo era desde el brote  inicial en China, pero fue y sigue siendo eclipsado por consideraciones de orden política, de  unos y electoralista de otros. Lo que procura un terreno fértil y fertilizado al aniquilador virus.

¿Una conferencia mundial sobre el virus? Mucho se debe dudar de la importancia y la  pertinencia de una iniciativa en este sentido, por la sencilla e irracional razón que los catalogados “grandes” buscan, más realizaciones propias, que interés ajeno.

Me atrevería a afirmar en este contexto que con mandatarios de mejor calidad sobre todo en Occidente, hubiésemos sufrido menos y con verdaderos dirigentes habríamos podido frenar la pandemia en su brote embrionario.

Pero no. En medio de un caos y su consiguiente revelación; impotencia general, seguimos buscando “inventando” responsabilidades y siguen hablando de sanciones, guerras económicas y posicionamiento en elpost-Corona-19.

Es, sin ser fatalista, uno de los indicios de una  catástrofe mundial…

No obstante ,en medio de los escombros de los valores morales, se soma aun la posibilidad de que este horrible  virus nos ensene el límite de nuestras posibilidades y el imperativo de cesar de odiar, aunando esfuerzos y no exhibiendo musculos.

 

 

 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

85 Comentario

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page