De Bent Yebail (Líbano) a Tindouf (Argelia) Fin de una indolencia o la tecnología terrorista

0
Una ayuda humanitaria de la que solo llega a las poblaciones de los campamentos el 30%

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, internada hace 11 meses en un hospital de Nuakchot, antes de decidir regresar a su país: Marruecos, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… excluyente, selectiva y casi exclusivamente con una Ínfima parte de los saharauis.

En los campamentos y en Argel, argelinos y polisaristas están desesperados. El proyecto de un  túnel desde Tindouf hasta Bir Lahlou y poco más tarde hasta Guerguirat se ha quedado en aguas de borrajas “por culpa de aquél satélite” (Mohamed VI-A).
Todo estaba preparado y comienzan los faraónicos antes de que se eche tierra al suelo y al asunto, se improvisan maletas y ¡hala! De regreso al Líbano o a… Siria.
ONU, MINURSO y los que lo debían saber ya lo saben, con pruebas a manos e irrefutables indicios de una arquitectura terrorista puesta a disposición de las milicias de Argel en Tindouf.
La tecnología de la desestabilización aportada por Hizbulah al Nor-Oeste africano se ha quedado en un estado embrionario. “Todo por falta de aquél satélite”. Fin de la impunidad, de tomar el pelo a todo el mundo y de burlar la vigilancia y la misión de la MINURSO y de la ONU.
Duro golpe a Argelia que con más virulencia que Irán y Hizbulah ha reaccionado como lo hacen los neuróticos durante una crisis de nervios. No lo esperaba porque había trabajado dura y, creyendo, discretamente.
Ahora resulta que los servicios de inteligencia militar argelinos llevan a cabo una serie de investigaciones entre la cúpula del Polisario “por si…”. Duro golpe a Argelia que vuelve a acusar a su Polisario de “agentes” y de “inútiles”.
Un alto mando de la gendarmería argelina lo resumía perfectamente: “Todos estos saharauis tienen sangre marroquí”.