Crónica internacional

EL MURO DE LA VERGÜENZA          Fernandez Andres Fabian   (Buenos Aires) QUÉ ES EL MURO DEL APARTHEID CONSTRUIDO EN PALESTINA POR ISRAEL?

      Es un muro de concreto que mide ocho metros de alto por dos de ancho, a su lado en el territorio palestino corre un foso de cuatro metros de profundidad y en el territorio israelí hay una carretera con soldados israelíes a cada pocos metros. Su longitud será de más de 700 kilómetros, y su construcción ha costado más de un millón de dólares por cada kilómetro. Israel lo comenzó a construir el 2002 para « proteger » su territorio.

     El verdadero objetivo de la construcción es la anexión de tierras palestinas, la expulsión silenciosa de miles palestinos y la definición de nuevas bases para una futura negociación sobre las fronteras de un Estado palestino. Un estudio de la ONU indica que con el muro terminado, más de 270 mil palestinos quedarían atrapados en pequeños enclaves y otros 400 mil serían apartados de sus trabajos, escuelas y hospitales.

     En 2004 la Corte Penal Internacional con base en La Haya consideró ilegal la construcción de la valla por violar la Convención de Ginebra de 1949 que defiende los derechos de los ciudadanos civiles.

     Vallas electrificadas, alambre de espino, focos de alto poder, sensores de última generación, fosos, trincheras, torreones de vigilancia, perros adiestrados y toneladas de concreto cercan cada vez mas el territorio palestino y también el que no lo es y que seguramente pasará a formar parte del nuevo territorio israelí. Lo mejor de la tecnología más avanzada puesto al servicio del afán de someter y desaparecer a un pueblo.

     Si antes era poca, ahora es prácticamente nula la viabilidad de un futuro Estado Palestino, un estado cortado en cuatro pedazos, sin soberanía, sin movilidad y sin capacidad política y económica. Rodeados por doquier, obligados a permanecer y sin oportunidades de salir o entrar siquiera a su propio lugar de residencia, los palestinos se están quedando solos, divididos y lo que es peor aún, están siendo masacrados.

     El muro se ha venido construyendo sobre cientos de habitantes palestinos, sobre los escombros de sus casas dejándolos en una miseria peor que aquella en la que ya vivían. El mundo entero calla, los jefes de Estado del mundo entero permanecen en silencio y los que hablan dejan todo en el discurso reprobatorio sin que haya ninguna acción clara para detener la barbarie.

     El cercado separa a los campesinos de sus tierras, deja a los ciudadanos sin hospital y sin centros educativos. En muchos puntos, la gente puede ver sus tierras, pero ya no puede tener acceso a ellas, los niños ya no pueden ir a la escuela porque ahora está del otro lado del muro, miles de palestinos son extranjeros en su propia tierra. Diversos complejos industriales están siendo planeados, para que ciudadanos palestinos tengan trabajos en las fábricas que ahí se construirán, con un sueldo 300% menor al sueldo mínimo en Israel; la construcción del muro ha agravado, de suyo, la difícil situación económica del pueblo palestino, inflación, desempleo, la pobreza y la marginación, es un camino trazado al subdesarrollo.

Los Palestinos están sujetos a una serie de cierres, toques de queda, carreteras cortadas y restricciones que han causado prácticamente un colapso en la economía Palestina, aumentó el desempleo, la pobreza, se disminuyeron las actividades comerciales hay un acceso limitado a servicios esenciales como el agua, médicos, educación y protección civil y han provocado un aumento en la dependencia en la ayuda humanitaria.

israel con su muro VIOLA el derecho a:
La libertad de movimiento
A la propiedad Privada
A la Salud
A la educación
Al trabajo
Al agua y a los alimentos
A la libertad religiosa

     Los pasos o Chekpoints se abren tres veces al día apenas 15 minutos cada vez. Esto implica que 30 ciudades han quedado aisladas de servicios sanitarios, 22 de sus escuelas, 8 del agua y 3 del servicio eléctrico

     Amnistía Internacional ha dado una lista de personas y especialmente niños asesinados de un tiro a lo lejos, solos por jugar al lado del muro. Un mensaje claro y directo aparece en los bloques de hormigón: « Peligro mortal, zona militar. Toda persona que pase o cause daño al muro pone en peligro su vida », se puede leer en hebreo, árabe e inglés.

     El mismo horror de la guerra, peor sufrimiento que la ocupación: se separan las familias, se rompen los caminos y se destrozan corazones. Y con todo esto aún hay quienes se atreven a hablar de democracia, libertad, modernidad y a llamar a este.. el Muro de la Paz.

 

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page