Cronica desde TindufCrónicasFeatured

Los nuevos planes argelinos El Sahara y… Tinduf

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de Tinduf, pero esto no lo sabrán a través de España y sus laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Desde la mascarada de El Guergarat, algunos militares argelinos no lo ocultan: “debemos recuperar Tinduf antes el Sahara marroquí”.

Lo que parece una grotesca broma toma, con el paso de los días, con los sucesivos fracasos de la diplomacia de su país, las chiquilladas de su doméstico polisarista y los éxitos diplomáticos de Marruecos, una eventualidad “contemplable”.

35 años de estériles esfuerzos de desestabilizar al vecino marroquí. En vano. “Está claro ahora que necesitaremos otros 35 siglos…”  suelta Najib B.M comentando irónicamente la desbandada de los generales argelinos en el Sahara.

La derrota es huérfana y el Polisario ha comenzado a pagar sus meteduras de pata, su locura y el daño que ha infligido al mentor argelino y su imagen internacional.

Los retos de la cuestión del Sahara van a cambiar. De hecho, están cambiando a pesar de la amenaza que constituye para Argelia y su presente, la revelación y las motivaciones de la cuestión del Sahara que ha creado.

 

 

 

 

 

 

 

 

Afficher plus

Articles similaires

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.

Bouton retour en haut de la page