CrónicasEn voz altaFeatured

  ONU advierte a Argelia del riesgo de hambruna en su gulag de Tinduf Ali baba y sus 40 malversadores

El drama y sus causas

Said Jedidi es periodista, escritor y embajador de la paz por el Circulo Universal de Embajadores de la paz

A nadie ha sorprendido la patética “inquietud” del organismo mundial sobre el riesgo de la inseguridad alimentaria y la desnutrición en su Guantánamo de Tinduf.

Todo el mundo sabe, unos más que otros, por un lado, a dónde va el 90% de la ayuda humanitaria internacional (esposas de privilegiados del ‘sistema’ que enarbolan fajos de 100 euros… padres que regalan lujosos vehículos de decenas de miles de dólares a sus hijas…) y en qué mercados y en qué países se vende esta ayuda humanitaria malversada por quién, cómo y dónde. Las organizaciones internacionales, incluidas las de la UE lo han denunciado más de una vez, por otro.

Luego… a “creer” los comunicados de la imaginaria guerra del Polisario, los únicos que mueren de hambre en los campamentos son los secuestrados. Tanto que no hay garantías de que una nueva ayuda iría como las de antes a la compra de armamento o a engrosar de cuentas bancarias del refugiado- “presidente” y sus 40 malversadores.

¿Y Argelia? Los cabos y sargentos argelinos dan armas no comida y las armas, desgraciadamente, no se comen. Así las cosas, la inquietud de la ONU revela el verdadero rostro de la junta militar argelina y sus mentiras sobre su gulag de Tinduf.

Queda aún otro aspecto: ¿Cuánto se has gastado inútil e infructuosamente Argelia y su Polisario en la campaña difamatoria contra los símbolos de Marruecos? Al final solo brilla lo que es oro…

De todas formas, nada llegará a los secuestrados del gulag argelino de Tinduf. La ONU lo sabe, la UE también, casi nadie lo ignora y casi todo el mundo tiene irrefutables pruebas de la escandalosa malversación de los cabos de la mafia polisarista de esta ayuda humanitaria internacional.

@InfoMarruecos

Afficher plus

Articles similaires

Voir Aussi
Fermer
Bouton retour en haut de la page