Cronica desde TindufCrónicasFeatured

UE/Sahara: La diferencia entre lo real y lo ficticio

Vuelta a la razón…

Aclaro, de antemano que importa muy poco cómo me llamo, ni de donde soy ni como he llegado hasta aquí, sino lo que voy a revelar, porque a excepción de una sola hermana, toda mi familia (15 miembros entre próximos y lejanos parientes) sigue, como la inmensa mayoría de su población, rehén del Polisario en los campamentos de argelinos de Tinduf y víctima de laberintos de “derechos humanos” y de “solidaridad’ internacional… La situación de la población de estos campamentos es real y potencialmente inquietante. Atada a la vida, la gente se pregunta con qué derecho fue sometida a tantas humillaciones y a tantos atentados contra su dignidad saharaui. Cunde la desconfianza y la parquedad. Desaparecen trágicamente la solidaridad, la fraternidad y el amor al prójimo. La gente no busca más que sobrevivir para el día siguiente con la eterna pregunta de que si alguna ayuda humanitaria internacional u otra limosna haya llegado al campamento y, sobre todo, si les va a llegar.

 

Después de la “tormenta” provocada por los generales argelinos y sus domésticos polisaristas sobre una imprecisa declaración de Josep Borrell, ha venido la calma.

De hecho, los analistas y los observadores sabían que en la UE no todo el mundo es amnésico.

Total: La Unión Europea (UE) sigue comprometida con su posición sobre el diferendo sobre el Sáhara marroquí, recordando alto y claro que « toma nota positivamente de los esfuerzos serios y creíbles emprendidos por Marruecos » y « apoya firmemente los esfuerzos del secretario general de la ONU para alcanzar una solución política justa, realista y duradera, mutuamente aceptable, a la cuestión del Sáhara », sobre la base de « un compromiso y de conformidad con las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en particular la resolución 2602 de 29 de octubre de 2021 ».

Ante esto: ya se puede ir hablando de pre y pos Borrell. En la UE, incluido su jefe de diplomacia, hay la emergencia de una nueva valoración de quién es saharaui y quien no lo es, quién representa y quién pretende representar. A este respecto la UE sabe pertinentemente que los sahrauies marroquíes ya dijeron su palabra, pero les queda otra para cerrar definitivamente este falso expediente.

O sea: En 47 años nunca el Polisario ni su mentor estuvieron en la cuerda tan floja. Ambos saben que al MSP y al CORCAS nadie, absolutamente nadie puede excluir de cualquier esfuerzo de búsqueda de una solución.

Fue/Es gracias a Borrell y su amnesia.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page