CrónicasFeaturedLas Cosas lo que son

Y también Polonia Por Dr. Mohamed Bouissef Rekab

Reflexiones

 

Dr. Mohamed Bouissef Rekab
Profesor/Analista

La República de Polonia, gobierno parlamentario y democrático, está ubicada en el centro europeo y pertenece a los veintisiete Estados soberanos de la Unión Europea. Varsovia es la capital del país. Las disposiciones que este país tome, son de libre decisión y nadie las puede contestar.

El Sahara marroquí es un espacio atractivo, que seduce fuertemente y con un futuro económico e industrial muy considerable. Las naciones del mundo lo saben perfectamente y cada cual lucha por el bienestar de sus ciudadanos y de las ganancias que les puede ofrecer por lo que se instalan en esas regiones marroquíes invirtiendo importantes sumas de dinero, lo que equivale a la creación de muchos puestos de trabajo para nuestros compatriotas del sur pero al mismo tiempo es un camino de los europeos para abrirse económicamente ante los mercados africanos de gran valor consumista.

Numerosos son ya los países que están ejerciendo, según sus especialidades, en nuestras regiones del Sahara por considerarlas, de facto, tierras marroquíes sin ambages: es un indicativo que no deja duda, “te instalas aquí porque el Estado marroquí así lo desea, por consiguiente trabajaremos conjuntamente para el bien de nuestros pueblos”. Suponemos que este toma y daca es justo.

Otros Estados del mundo han abierto su consulado en nuestro Sahara –son 24 países de diferentes partes del universo- para dejar constancia de su reconocimiento de que esa región es marroquí. Estos datos nos congratulan.

Ahora se añade a los países que se han instalado en el Sahara marroquí la República de Polonia. El objetivo de este país amigo es montar una importante fábrica de helicópteros y aviones pequeños, como principal faena en nuestro país. El montaje de la fábrica será en Dajla, la maravilla turística de nuestras regiones del sur. Antes que nada será una aportación para que la juventud del Sahara encuentre salidas profesionales y que el desempleo sea vencido para el bien general.

El Centro de Promoción Profesional de Dajla va a organizar el “Día del trabajo” para explicar en qué va a consistir esta nueva propuesta europea en esta región –en este caso de Polonia-. En esta jornada aclaratoria van a participar profesionales polacos de la fabricación de helicópteros y avionetas, de la creación de energía y de la instalación de tendido eléctrico, junto a profesionales marroquíes de estos diferentes sectores; pero los polacos también van a introducir la fabricación de los útiles contra incendios y de los elementos relacionados con la electrificación urbana. Pero no todo es esto, porque también van a crear unidades para montar camiones de gran tonelaje y maquinaria pesada, para instaurar plantas  para la creación energética, así como para la construcción y la electrificación en general. La apuesta polaca es de un enorme beneficio para nosotros y así lo anunciamos; sin olvidar que el interés polaco es muy claro: trabajar juntos y compartir ganancias.

Esta postura polaca es, como se entenderá, un aliciente para crear empleo en una región que necesita puestos de trabajo, pero también es el primer eslabón para entrar en África. Marruecos es la puerta principal para poder acceder al continente africano de manera tranquila y pacífica y que sería casi imposible hacerlo sin el apoyo estratégico de Marruecos.

Nuestro país ya conoce los mercados africanos, en muchos de ellos está presente y sabe cómo manejar los hilos de la economía en esos Estados. Su presencia junto a Polonia en la aventura africana es imprescindible para que salga bien.

El hombre sabe que lo único imposible es aquello que no se comienza, por lo que los acuerdos entre Polonia y Marruecos deberán empezar para da crédito a la buena fe de todos.

Afficher plus

Articles similaires

Bouton retour en haut de la page